La directora ejecutiva de la JSF, Natalie Jaresko (semisquare-x3)
La directora ejecutiva de la JSF, Natalie Jaresko. (GFR Media)

La directora ejecutiva de la Junta de Supervisión Fiscal (JSF) afirmó hoy, viernes, que la aprobación en la Legislatura del acuerdo entre los bonistas de Corporación del Fondo de Interés Apremiante (Cofina) con el gobierno dirigirá a la isla hacia la recuperación económica.

El Senado aprobó anoche el proyecto, mientras que la Cámara de Representantes hizo lo propio el miércoles.

La aprobación de la medida se produjo sin vistas públicas y ahora pasará a La Fortaleza para la firma del gobernador Ricardo Rosselló.

“La aprobación de esta legislación avanza los objetivos descritos en Promesa para recuperar el acceso a los mercados de capital y dirigir a la isla hacia una recuperación económica”, dijo la directora en declaraciones escritas.

Jaresko catalogó el diálogo con la Asamblea Legislativa como “alentador”.

El gobierno ha defendido el acuerdo con los bonistas de Cofina al plantear que representa un recorte de $17,000 millones sobre la deuda contraída y que significa un ahorro anual de $425 millones para el Estado.

Sin embargo, los críticos del acuerdo sostienen que premia a los especuladores con hasta 300% de ganancia, coloca en desventaja a los bonistas junior y compromete por los próximos 40 años al país a pagar el Impuesto de Venta y Uso (IVU).

Por su parte, el director ejecutivo de la Autoridad de Asesoría Financiera y Agencia Fiscal de Puerto Rico (AAFAF) y presidente del Banco Gubernamental de Fomento de Puerto Rico, Christian Sobrino, agradeció hoy a la Asamblea Legislativa la aprobación del proyecto de ley para implementar el acuerdo con los acreedores de Cofina.

"Una vez el gobernador, Ricardo Rosselló, convierta en ley esta medida, reduciremos la deuda de Cofina en aproximadamente 34 por ciento y lograremos ahorros estimados de sobre 435 millones al año", remarcó en un comunicado.

"Estos fondos recurrentes que actualmente no están disponibles al pueblo de Puerto Rico podrán invertirse en obra, servicios esenciales y el cumplimiento de otras obligaciones como el pago de pensiones bajo la Ley 106-2017. Este proyecto, es otro paso decisivo para recuperar la confianza de los mercados y promover el desarrollo económico de los puertorriqueños. Es momento de continuar viabilizando y aprovechando los beneficios y ahorros de los acuerdos alcanzados", concluyó.


💬Ver 0 comentarios