Volvo diseña un vehículo autónomo que competirá con los aviones (semisquare-x3)
Para el fabricante sueco, podría ser un competidor rentable de los viajes aéreos de corta distancia. (Volvo)

Más que un vehículo autónomo, Volvo Cars está explorando con su diseño del modelo 360c un nuevo concepto de viajes, imaginando un futuro más ambicioso para estos automóviles, concibiéndolos como una habitación y un salón sobre ruedas.

Estos vehículos robóticos sin conductor no solo serán capaces de trasladar a personas de un punto a otro con más comodidad que los aviones, sino que también podrían funcionar como oficinas autónomas

El prototipo conceptual ofrece cuatro opciones para aprovechar mejor el tiempo mientras se viaja: un entorno para dormir, una oficina móvil, una sala de estar y un espacio de entretenimiento, según la compañía sueca Volvo Cars.

Este concepto aprovecha la libertad de diseño que ofrece la ausencia de un volante y un motor de combustión.

Para el fabricante sueco, podría ser un competidor rentable de los viajes aéreos de corta distancia, ya que su configuración de dormitorio permite un viaje privado en cabina de primera clase, sin el inconveniente de las filas de espera y las medidas de seguridad de los aeropuertos.

Varias rutas domésticas de Estados Unidos, como Nueva York-Washington DC, Houston-Dallas y Los Ángeles-San Diego, consumen más tiempo por aire que por carretera, si se incluyen los tiempos de espera, la documentación y los controles de seguridad.

“La cabina para dormir permitirá al pasajero disfrutar de una comodidad superior y despertarse renovado en su destino” explica Mårten Levenstam, vicepresidente senior de estrategia corporativa en Volvo Cars.


💬Ver 0 comentarios