Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

 (horizontal-x3)
El robot puede mover su cabeza hacia los costados mostrando sus dientes afilados. (YouTube/Kevin Swanson)

En los últimos meses, las granjas de la ciudad Kisarazu, en Japón, ha sido hogar de un robot en forma de lobo llamado Super Monster Wolf, diseñado para espantar a los animales que se acercan a comer los cultivos.

Los lobos en Japón se extinguieron en el siglo XIX debido a una campaña gubernamental para erradicarlos. Partes de Japón están abarrotadas de ciervos y jabalíes salvajes que consumen arroz y castañas de los cultivos. Por ello, han creado un robot en forma de lobo para reemplazar al depredador que ellos mismos aniquilaron.

El robot fue un éxito total en su primera prueba oficial. Las pruebas revelaron que el lobo posee un radio efectivo de 0.6 millas, haciéndolo mejor que una valla eléctrica, indicó Chihiko Umezawa, de la Cooperativa Agricultural de Japón, a Chiba Nippo News. El robot tiene 11 pulgadas de alto y 23 de largo como cualquier especie real.

El autómata detecta a los intrusos con un rayo infrarrojo, dispara flashes con sus ojos LED, y reproduce hasta 18 sonidos intimidantes, incluyendo gruñidos, voces humanas y disparos de armas. Puede mover su cabeza hacia los costados mostrando sus dientes afilados.

El gobierno de la ciudad informó que los depredadores de los cultivos han desaparecido desde que Super Monster Wolf fue instalado en junio pasado.

El robot costará $1,810 (200,000 yenes) y saldría a la venta en septiembre.

El uso de los robots en cultivos y jardinería es diverso. El estadounidense Joe Jones, ingeniero robótico de la empresa iRobot creó un autómata capaz de limpiar el jardín, despojándolo de hierbas innecesarias.

Del mismo modo, los expertos del proyecto de investigación británico Hands Free Hectare realizaron un ciclo completo de trabajo agrícola en el campo con la ayuda de robots y sin participación humana directa.


💬Ver 0 comentarios