(horizontal-x3)
En 2017, Apple mantuvo una reunión confidencial con los empleados en otra apuesta para detener las filtraciones.

Apple advirtió a sus empleados que dejen de filtrar información interna sobre planes futuros, y planteó la posibilidad de posibles acciones legales y cargos criminales, uno de los movimientos más agresivos de la mayor empresa de tecnología del mundo para controlar la información sobre sus actividades.

La compañía con sede en Cupertino, California, dijo en un extenso documento publicado en su blog que "atrapó a 29 filtradores" el año pasado, y señaló que 12 de ellos fueron arrestados.

"Estas personas no solo pierden sus trabajos, sino que también pueden enfrentar dificultades extremas para encontrar trabajo en otro lugar", agregó Apple. La compañía no quiso hacer ningún comentario este viernes al respecto.

Apple describió situaciones en las que se filtró información a los medios, incluida una reunión a principios de este año en la que Craig Federighi, director de ingeniería de software de Apple, dijo a los empleados que algunas funciones planificadas del iPhone se retrasarían. Apple también citó un paquete de software aún por lanzar que revela detalles sobre el iPhoneX inédito y el nuevo Apple Watch.

La información filtrada sobre un nuevo producto puede afectar negativamente las ventas de los modelos actuales, dar a los rivales más tiempo para comenzar con una respuesta competitiva y generar menos ventas cuando se lanza el nuevo producto, según el documento.

"Queremos tener la oportunidad de decirle a nuestros clientes por qué el producto es excelente y no tenerlo mal hecho por alguien más", señaló en el texto Greg Joswiak, un ejecutivo de mercadotecnia de productos de Apple.

La represión es parte de los intentos más amplios y de larga duración por parte de las compañías de tecnología de Silicon Valley para rastrear y limitar la información que sus empleados comparten públicamente.

Firmas como Google y Facebook son bastante abiertas con el personal acerca de sus planes, pero controlan de cerca sus comunicaciones externas y algunas veces despiden a las personas cuando encuentran filtraciones.

En 2016, Google despidió a un empleado después de que la persona compartiera publicaciones internas criticando a un ejecutivo. El empleado presentó una demanda alegando que su discurso estaba protegido por la ley de California.

En 2017, Apple mantuvo una reunión confidencial con los empleados en otra apuesta para detener las filtraciones. Desde entonces, las publicaciones, incluyendo Bloomberg News, publicaron detalles sobre el iPhone X, una nueva caja de transmisión de video de Apple TV, un nuevo Apple Watch con LTE, los próximos auriculares de realidad aumentada de la compañía, nuevos modelos de iPad, mejoras de software y detalles sobre los próximos iPhones y auriculares AirPods.


💬Ver 0 comentarios