💬 0

El hostigamiento sexual es conducta inadmisible

Las alegaciones de la existencia de un ambiente laboral hostil contra la mujer en la Compañía de Turismo deben ser investigadas con el mayor rigor, máxime cuando la conducta impropia imputada toca a quien fue la figura principal de autoridad en la agencia.

Por otra parte, debe aclararse el marco en que el gobernador Ricardo Rosselló ordenó la restitución de dos funcionarios de alto nivel en la entidad, presuntamente vinculados por acción u omisión, a los actos imputados. La restitución ha desatado preocupantes cuestionamientos en torno al peso que la administración gubernamental da a las políticas públicas contra el hostigamiento sexual y sobre la igualdad de la mujer.

Según la información oficial, a raíz de una querella de una exempleada, la Compañía de Turismo activó su protocolo de hostigamiento sexual y refirió el asunto a la Oficina de Recursos Humanos. Trascendió que el asesor del gobernador, Alfonso Orona, atendió unas quejas presentadas por empleadas de la Compañía, y advino en conocimiento de la alegada conducta indeseable del licenciado José Izquierdo hacia una o varias subordinadas.

Los protocolos para el manejo de quejas de hostigamiento sexual en el empleo son para cumplirse. Tanto la parte querellante como la querellada tienen derecho al debido proceso de ley que garantiza una investigación oportuna, objetiva y completa.

La pesquisa también debe extenderse con todo rigor al proceso de nombramiento y confirmación de Izquierdo, las posibles acciones u omisiones de Orona, y las aparentes incongruencias del secretario de la Gobernación, William Villafañe, en sus informes sobre el asunto.

Es menester aclarar esta escabrosa situación con el más alto apego al marco legal, adjudicar responsabilidades e imponer sanciones, en caso de que procedan. De igual forma, si la pesquisa no arroja hechos que ameriten acciones administrativas o criminales, se le debe informar al pueblo.

Hay que darles concreción a las normativas que dictan que la dignidad del ser humano es inviolable, que no se tolerarán conductas ilegales o indeseables en el empleo, y que nadie está por encima de la ley.

No hacerlo fomenta patrones culturales de opresión que deben quedar atrás en reconocimiento pleno de la igualdad entre los géneros y la dignidad humana.

A nivel mundial, el silencio y la permisibilidad de actuaciones aberrantes hacia la mujer se van resquebrajando. En Estados Unidos se han ido revirtiendo trayectorias de siglos, bajo el peso de severas acusaciones públicas y ante los tribunales contra figuras de enorme poder político y económico. Respaldamos esta tendencia de sacar a la luz y castigar el abuso.

Pero no hay que ir lejos. La ley en Puerto Rico es bien clara. Eleva el acoso sexual en el empleo al mismo nivel que las otras modalidades de discrimen condenables en los foros federal y local. Establece la responsabilidad absoluta del patrono cuando las acciones provienen de sus supervisores, agentes o representantes. Y el conocimiento del hostigamiento obliga a tomar acción correctiva inmediata y adecuada.

La Compañía de Turismo tiene una misión trascendental para la economía, por lo que hay que brindarle estabilidad. La salida fulminante de Izquierdo no debe amainar los esfuerzos para hacer crecer el número de visitantes y el tiempo que disfrutan en la isla.

El 2017 cerró con la pérdida de cerca de 4,500 empleos en esa industria, mayormente debido a los estragos del huracán María. Pero para 2018 se perfila un repunte, con la reapertura de hoteles y la reactivación de la promoción.

Esperamos la más clara rendición de cuentas sobre el lamentable episodio que reviste la salida de Izquierdo de tan importante agencia, a la que corresponde concentrarse en el gran potencial turístico de nuestro país. En manos del gobernador queda la búsqueda de personas adecuadas para llenar las vacantes en Turismo, y las que surgiesen en otras agencias, con profesionales probos en el prestigio y la respetabilidad que requiere al servicio público.

💬Ver 0 comentarios