Chu García

Tribuna Invitada

Por Chu García
💬 0

Sobre las espaldas de Correa su consagración

En sus cinco juegos en las Menores con Corpus Christi a Carlos Correa no le fue bien: promedio de .118, un cuadrangular y dos impulsadas en cinco jornadas, y en blanco en seis turnos en los partidos del martes y miércoles de esta semana.

Sin embargo, había muchas probabilidades que se incorporara anoche cuando Houston recibía a Seattle en el Minute Maid Park, a la vez que Omar López, piloto de los Hooks, afirmó que le notó mejoría en su ritmo ofensivo y defensivo como paracorto.

Esta temporada ha sido de espanto para Correa, ausente en 43 encuentros por lesiones o días de descanso, siendo la de sus espaldas su gran tormento, ya que los espasmos y el dolor les han obligado a sesiones de terapias intensivas y a mucho reposo.

Al momento de ser inhabilitado a fines de junio, de hecho en un encuentro con los Marineros, él promediaba ,268, con 13 jonrones y 49 remolcadas, pero su fildeo era impecable con .992, producto de tan solo dos errores, liderando ambas ligas.

Ahora bien, la gran interrogante es si sus padecimientos de espalda serán recurrentes, lo que causaría eventualmente su movida a la antesala y quizá hasta la misma inicial para evitar movimientos menos bruscos para alguien que mide 6-4 y 218 libras.

En los casos de Cal Ripken y Alex Rodríguez, de estatura y peso parecidos a los de Correa, sus movidas a la tercera base fue en sus campañas 16 y 11 respectivamente, pero en el caso del primero su cuerpo fue de acero al imponer un récord de 2,632 juegos en sucesión, superando los 2,130 de Lou Gehrig, que llevaba 56 años.

Ya en 2017, Correa quedó fuera en 73 ocasiones, y en su debut en 2015 sudó el uniforme en 99 fechas, lo que es prueba irrefutable de su propensión a lastimaduras y que, de no mejorar, devaluaría su primer contrato multianual por muchos millones.

Hay que recordar que Alex Bregman, segundo en el draft de 2015, es un siore natural que pasó a la esquina caliente a favor de Correa, y que este hizo lo propio por Francisco Lindor en el pasado Clásico Mundial, con buenas notas.

Otras columnas de Chu García

miércoles, 28 de noviembre de 2018

Adriana Díaz encara enjambre de asiáticas

En el fondo no le debe molestar a Adriana Díaz que se encuentre a chinas, japonesas y coreanas en casi todos los torneos que compite, pero sí fastidiar que en el continente americano tenga que enfrentar a tantas asiáticas naturalizadas.

lunes, 26 de noviembre de 2018

No solo de mercadeo se sostiene el baloncesto

Desde que el fenecido Patrick Baumann se erigió como mandamás de FIBA, se cambió la óptica del baloncesto en los 215 países de su matrícula, con un mercadeo pujante y llevándole a imitar a FIFA, que cuenta con 211 federaciones futboleras.

viernes, 16 de noviembre de 2018

Ojalá el mea culpa de Verdejo sea su faro

En los últimos días se ha leído mucho acerca del arrepentimiento de Félix Verdejo de, según él mismo, “haber vivido la vida loca” en los pasados dos o tres años, lo que, obviamente, barrenó su tan esperada escalada a la cima.

miércoles, 14 de noviembre de 2018

Doncic: su calidad no es exageración europea

Sin embargo, el esloveno Lukas Doncic, escogido en el tercer turno del draft, pero cambiado a Atlanta por el quinto, el armador Trae Young, ha comenzado a dar tapones bucales con su buena movilidad y rendimiento sobresaliente en la ofensiva.

💬Ver 0 comentarios