Chu García

Tribuna Invitada

Por Chu García
💬 0

Sobre las espaldas de Correa su consagración

En sus cinco juegos en las Menores con Corpus Christi a Carlos Correa no le fue bien: promedio de .118, un cuadrangular y dos impulsadas en cinco jornadas, y en blanco en seis turnos en los partidos del martes y miércoles de esta semana.

Sin embargo, había muchas probabilidades que se incorporara anoche cuando Houston recibía a Seattle en el Minute Maid Park, a la vez que Omar López, piloto de los Hooks, afirmó que le notó mejoría en su ritmo ofensivo y defensivo como paracorto.

Esta temporada ha sido de espanto para Correa, ausente en 43 encuentros por lesiones o días de descanso, siendo la de sus espaldas su gran tormento, ya que los espasmos y el dolor les han obligado a sesiones de terapias intensivas y a mucho reposo.

Al momento de ser inhabilitado a fines de junio, de hecho en un encuentro con los Marineros, él promediaba ,268, con 13 jonrones y 49 remolcadas, pero su fildeo era impecable con .992, producto de tan solo dos errores, liderando ambas ligas.

Ahora bien, la gran interrogante es si sus padecimientos de espalda serán recurrentes, lo que causaría eventualmente su movida a la antesala y quizá hasta la misma inicial para evitar movimientos menos bruscos para alguien que mide 6-4 y 218 libras.

En los casos de Cal Ripken y Alex Rodríguez, de estatura y peso parecidos a los de Correa, sus movidas a la tercera base fue en sus campañas 16 y 11 respectivamente, pero en el caso del primero su cuerpo fue de acero al imponer un récord de 2,632 juegos en sucesión, superando los 2,130 de Lou Gehrig, que llevaba 56 años.

Ya en 2017, Correa quedó fuera en 73 ocasiones, y en su debut en 2015 sudó el uniforme en 99 fechas, lo que es prueba irrefutable de su propensión a lastimaduras y que, de no mejorar, devaluaría su primer contrato multianual por muchos millones.

Hay que recordar que Alex Bregman, segundo en el draft de 2015, es un siore natural que pasó a la esquina caliente a favor de Correa, y que este hizo lo propio por Francisco Lindor en el pasado Clásico Mundial, con buenas notas.

Otras columnas de Chu García

miércoles, 10 de octubre de 2018

Puerto Rico, de menos a más en el Mundial

Aunque solamente se apuntó tres victorias en el Mundial de Japón, y una por primera vez en la segunda ronda, Puerto Rico fue mejorando en sus últimos encuentros, y su coach José Mieles tiene esperanza de continuar progresando y clasificar para la Olimpiada de Tokío en 2020.

lunes, 8 de octubre de 2018

Danielito Zorrilla: diamante que pule Miguel Cotto

Es elogiable la tarea ardua que realiza Miguel Cotto con su promotora, aun antes de su retiro, y que cuenta ya con dos monarcas mundiales: el minimosca Tito Acosta y el superpluma Alberto Machado, ambos en la OMB, y un prospecto que se encamina a hacerlo seguramente en 2020.

miércoles, 3 de octubre de 2018

Duelo caribeño a 13,579 kilómetros

Nombres como Priscilla Rivera, Bethania de la Cruz, Lisvel Eve Mejía, Yonkaira Peña y Brenda Castillo —considerada una de las mejores tres liberos del mundo—, han sellado últimamente el dominio de República Dominicana sobre Puerto Rico en el voleibol: según estadísticas de la FIVB, el récord es de 20-4, que incluye varios eventos regionales y continentales.

lunes, 1 de octubre de 2018

Firme la progresión de Brian Afanador

Aunque Brian Afanador consiguió primero el pase a los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro que su prima Adriana Díaz, luego de vencer al esloveno Bojan Tokic, clasificado 44 en el mundo en abril de 2016, siempre ha estado a la sombra de ella por razones obvias: su mejoría internacional ha sido más lenta.

💬Ver 0 comentarios