Chu García

Tribuna Invitada

Por Chu García
💬 0

Napier, al fin, se hace justicia

El armador de Portland Trail Blazers, quien anteayer volvió al banquillo con el regreso de Damián Lillard y anotó 11 puntos en el revés ante Houston Rockets, ha empezado a demostrar su esperada valía en su cuarta campaña en la NBA, comenzando con Miami Heat, en 2014, y recalando con Orlando Magic, en 2015, sin estadísticas favorables, al igual que en la temporada pasada con su actual club.

Este año, sin embargo, Shabazz Napier, —habilitado legalmente para jugar por Puerto Rico dado que su madre Carmen Velázquez es de aquí— ha aprovechando su mayor madurez y lesiones de Lillard, que le ha permitido iniciar en seis partidos, y su rendimiento ofensivo ha rendido frutos: 9.8 tantos y 41.4 en triples, mientras continúa defendiendo con garra frente a defensas de más talle.

En sus 194 partidos, su porcentaje es de 5.3 y 14.8 minutos, subiendo su participación a 21.1, lo que demuestra que ha dejado atrás su falta de confianza, debido tal vez a las altas expectativas que se creó por ser el MVP del Final Four de 2014, cuando obtuvo su segundo cetro nacional con la Universidad de Connecticut, lo que le ganó el turno 24 en la primera ronda del sorteo. Fue escogido por Charlotte Bobcats, que lo canjeó de inmediato a Miami por P.J. Hairston, 26; Semaj Christon, 55; un turno de segunda ronda en el draft de 2019 y una suma de dinero no revelada.

Con estatura de 6-1, velocidad nata, tirador natural y buen pasador, Napier, que en una ocasión practicó con el Preseleccionado, dirigido por Flor Meléndez, en Guaynabo, pero adujo que una lesión en una rodilla le obligaba a marcharse, se ha ganado el voto del coach Terry Stotts, pero su mejoría es un arma de doble filo porque luego de este torneo es agente libre y seguramente no querrán ofrecerle un contrato multianual, lo que le convierte en material de cambio con equipos como Cleveland, por la incertidumbre con Derrick Rose; o Washington, cuyo suplente en la 1, Tim Frazier no acaba de cuajar.

Al fin, pues, Napier se está haciendo justicia, aunque le ha dado las espaldas a la patria de su madre.

Otras columnas de Chu García

miércoles, 28 de noviembre de 2018

Adriana Díaz encara enjambre de asiáticas

En el fondo no le debe molestar a Adriana Díaz que se encuentre a chinas, japonesas y coreanas en casi todos los torneos que compite, pero sí fastidiar que en el continente americano tenga que enfrentar a tantas asiáticas naturalizadas.

lunes, 26 de noviembre de 2018

No solo de mercadeo se sostiene el baloncesto

Desde que el fenecido Patrick Baumann se erigió como mandamás de FIBA, se cambió la óptica del baloncesto en los 215 países de su matrícula, con un mercadeo pujante y llevándole a imitar a FIFA, que cuenta con 211 federaciones futboleras.

lunes, 19 de noviembre de 2018

Ejemplarizante la pasión de Fernando Cabrera

Jamás pudo hacerse justicia en las Mayores, vistiendo el uniforme de tres equipos en siete pedazos de temporadas, lanzando en 132 partidos, compilando marca de 8-7, con efectividad 5.24, pero con 193 ponches en 175.1 entradas, el signo más positivo en sus estadías en Cleveland, Baltimore y Boston.

viernes, 16 de noviembre de 2018

Ojalá el mea culpa de Verdejo sea su faro

En los últimos días se ha leído mucho acerca del arrepentimiento de Félix Verdejo de, según él mismo, “haber vivido la vida loca” en los pasados dos o tres años, lo que, obviamente, barrenó su tan esperada escalada a la cima.

💬Ver 0 comentarios