Jesús Manuel Ortiz

Tribuna Invitada

Por Jesús Manuel Ortiz
💬 0

Gobernador, nomine a un nuevo secretario de Salud

Han sido más de 20 días de lucha. Días que parecen una eternidad para tratar de levantarnos de este duro golpe. El huracán María acabó con la rutina y lo ordinario. En cambio, nos legó una serie de agravios, emergencias y, para muchos, situaciones diarias de vida o muerte. Creíamos vivir ante una serie de crisis provocada por la raquítica situación fiscal. Hablábamos de la crisis económica, fiscal y de liquidez, pero la verdadera amenaza es ahora, está ante nosotros y se trata de la crisis de salud pública.

Más allá de la crisis por falta de fondos para mantener funcionando el Plan de Salud del gobierno que discutíamos antes de María, lo que enfrentamos hoy, a pesar de la negación del gobierno, es un problema serio y peligroso. Así lo he podido ver con mis propios ojos en mis visitas por los pueblos.

Tan serio y peligroso que ya nos ha costado vidas, ha desmejorado marcadamente otras miles, mantiene al borde de la muerte muchas otras y nos amenaza a todos.

La crisis de salud pública provocada por el huracán mantiene inoperantes decenas de hospitales que no tienen servicio eléctrico y, por ende, no pueden dar servicios de salud a la gente que los necesita. Esta realidad será quizás, y espero equivocarme, la causante de la pérdida de muchas vidas que no tendrán la atención necesaria para sobrevivir. Pero la situación no queda ahí. Otra peligrosa consecuencia es la interrupción, a raíz de la falta de energía y/o diésel, de su tratamiento a miles de pacientes de diálisis, lo que ya ha provocado sufrimiento a miles y hasta se informa sobre la muerte de pacientes.

Igual peligrosidad y alarma representan los casos de infectados y fallecidos a causa de leptospirosis o tras de la ingesta de agua contaminada o hasta el contacto con esta; lo mismo que la falta de oxígeno para muchos pacientes que lo necesitan urgentemente.  La secuela del huracán también presenta serios problemas para el despacho de medicamentos a miles de personas, pues la falta de energía eléctrica e internet afecta la disponibilidad de los mismos.

El cuadro es preocupante y requiere de acciones ejecutadas efectivamente y, sobre todo, de un gran operativo de educación al país. Lamentablemente, el pobre desempeño del secretario de Salud ha puesto en peligro la vida de muchos. No se trata de cualquier funcionario del ejecutivo, estamos hablando del secretario que según la propia ley orgánica del Departamento que dirige, tiene poderes para implementar medidas de emergencia para combatir epidemias y desarrollar reglamentos para combatir y prevenir enfermedades, así como proteger a la población.

En ese esfuerzo, estimado secretario, usted tenía la obligación de mantener informado al país mediante datos adecuados acerca de enfermedades reinantes y epidémicas y utilizar todas sus prerrogativas para garantizar el mejor funcionamiento posible de las instituciones que ofrecen servicios de salud a los puertorriqueños. Esa era su obligación.

Sin embargo, lo que hemos visto es un Departamento de Salud silencioso, reactivo y totalmente falto de sentido de urgencia en medio de la emergencia más grande que hemos tenido en casi un siglo.

¿Alguien ha visto un esfuerzo de comunicación del Departamento de Salud  para informar a la gente sobre la leptospirosis?, ¿Conocen el plan de acción para asegurar suplido constante de diésel a hospitales y/o centros de diálisis?, ¿Han visto alguna inspección o señalamiento sobre condiciones insalubres en refugios? ¿Cuál es el plan para tener disponible abastos de oxígeno y evitar que se nos muera más gente?

Cada minuto que pasa están en juego vidas que no están recibiendo el cuidado médico más básico que merecen y que el estado tiene que garantizar. Cada minuto que pasa más y más puertorriqueños piden a Dios que aparezca el medicamento que ellos o algún ser querido necesita antes de que sea demasiado tarde. Es hora de demostrar que este tema importa y traer a alguien que dé la pelea por esas vidas y de educar a la ciudadanía por cualquier medio es principalmente del secretario y del Departamento de Salud. El país depende de que cumplan cabalmente su obligación. Gobernador, nomine a un nuevo secretario de Salud.

El legislador autor de este escrito es miembro de la comisión de salud.

Otras columnas de Jesús Manuel Ortiz

martes, 26 de septiembre de 2017

Vivir con lo básico

El legislador Jesús Manuel Ortiz analiza la respuesta gubernamental a seis días del impacto del huracán María

martes, 29 de agosto de 2017

El próximo golpe de Rosselló

El representante Jesús Manuel Ortiz expresa que el gobernador y la Junta de Supervisión Fiscal trabajan implementando el plan fiscal, concebido por el primero y aprobado por la segunda

viernes, 28 de julio de 2017

A cabildear en Washington por la salud, no la estadidad

El representante Jesús Manuel Ortiz señala que este año apenas se han obtenido poco más de la mitad de los recursos necesarios para evitar el colapso de la Tarjeta de Salud a principio de 2018

💬Ver 0 comentarios