Moisés Cortés Rosado

Tribuna Invitada

Por Moisés Cortés Rosado
💬 0

El foco estratégico está en la administración pública

El Gobierno de Puerto Rico tiene que establecer estrategias enfocadas en la importancia de la administración pública y priorizar la restructuración de la infraestructura, los sistemas de salud y electricidad, la calidad de vida y el desarrollo económico de nuestra isla, en estos momentos difíciles que atravesamos por el paso del huracán María. 

El pareo de fondos para nuestro gobierno como territorio de los Estados Unidos de América es meritorio. Si ese enlace estuviera resuelto con el cambio de estructura territorial, la Casa blanca no estaría solicitándole al Congreso fondos adicionales como instrumento económico para la renovación de los múltiples sistemas que han colapsado en nuestra isla a causa del fenómeno natural.

La firma AIR Worldwide ha resaltado que los daños que se estiman por el paso del huracán María rondan entre $40 mil millones y $85 mil millones en pérdidas aseguradas, un por ciento mayor para nuestra jurisdicción. Ahora bien, se pueden establecer prioridades dentro de un proyecto estratégico, con el fin de cumplir con los objetivos del gobierno. En la mayoría de las situaciones, el gobierno se encuentra restringido por su entorno jurídico, lo cual se traduce en procesos burocráticos a lo hora de tomar acción.

Por eso, nuestro presidente, Carlos Johnny Méndez Núñez, le solicitó a la Junta de Control Fiscal, que ceda el paso al Gobierno de Puerto Rico y no sea un obstáculo en las estrategias gerenciales del Ejecutivo y en los proyectos legislativos que los cuerpos parlamentarios presentarán. Con ello se maximizarán los recursos económicos y las herramientas necesarias para llegar a los objetivos trazados para poner de pie la infraestructura, el sistema eléctrico, el sistema de salud y el desarrollo económico en Puerto Rico.

Así las cosas, confiamos en que la Junta de Control Fiscal sea afín al plan estratégico gerencial que implemente el gobierno para atender las necesidades y el desarrollo de nuestra isla. Y, como ente jurídico federal pueda comprometerse a colaborar en la búsqueda de pareo de fondos para los diferentes programas disponibles con la celeridad que se requiere. De lo contrario, la tasa de desempleo incrementará, las compañías aseguradoras pueden colapsar, aumentarán las bancarrotas y la economía en el sector turístico puede estar en peligro.    

Nos queda por recorrer un extenso camino para construir la Isla del Encanto del siglo veintiuno.

💬Ver 0 comentarios