Esteban Pagán Rivera

Prórroga

Por Esteban Pagán Rivera
💬 0

El encanto de las ventanas de FIBA

Cuando hace un par de años la FIBA anunció que cambiaría su formato de clasificación a su Mundial a uno de “ventanas”, muy parecido al que la FIFA usa en el fútbol, fueron muchos los que pusieron el grito en el cielo.

Atrás quedaban los llamados Premundiales, en los que las mejores selecciones del continente peleaban los boletos mundialistas en un torneo con una sola sede. El actual sistema reparte los partidos clasificatorios en las ventanas, o fechas reservadas en el año para que las selecciones jueguen partidos locales y visitantes ante los rivales de su grupo.

El venidero Mundial de China 2019 es el primero que usa el sistema de ventanas. Y desde que Puerto Rico disputó su primer partido bajo este formato en noviembre de 2017, les confieso que le he encontrado su encanto.

Lo más importante y atractivo para mí ha sido el poder ver a nuestra Selección Nacional en casa, de manera consistente. Previo al partido local del pasado 28 de junio ante Cuba, el último encuentro de la Selección en suelo boricua había sido en el 2015 correspondiente a la Copa Tuto Marchand. Y para encontrar un partido oficial, hay que ir hasta el Centrobasket del 2012.

Así que estas ventanas nos dan la oportunidad de disfrutar de nuestra Selección en casa ante lo mejor de la región, y el público ha respondido. Los primeros dos partidos locales, ante Cuba y México el pasado verano, fueron llenos totales en el coliseo Roberto Clemente. Y para el compromiso de mañana ante Panamá, el Clemente está todo vendido.

Para un país que respira baloncesto como el nuestro, el tener a la Selección en casa es todo un lujo. Y por ahí viene un plato fuerte en la ventana de febrero, cuando Argentina y Uruguay visiten la isla en los días 22 y 25 de ese mes, respectivamente.

Otra crítica hacia el formato era la disponibilidad de jugadores, pero en el caso de Puerto Rico hemos visto cómo canasteros que no hubieran sido convocados para un Premundial han sacado la cara en las ventanas, especialmente en esos primeros cuatro partidos en noviembre y febrero, cuando los enebeístas como José Juan Barea y John Holland no estaban disponibles. La Selección jugó para marca de 2-2 en ese tramo, las dos derrotas ante Estados Unidos.

El gran perdedor de este formato ha sido el Baloncesto Superior Nacional (BSN), que tuvo que detener su final para los partidos de este fin de semana. Pero las fechas de las ventanas están establecidas desde el año pasado, lo que le da la oportunidad a las ligas de hacer sus ajustes a la hora de preparar sus calendarios. No hay excusas.

Este formato de las ventanas, nos guste o no, ha llegado para quedarse. Así que toca hacer las paces y disfrutar de todo lo bueno que trae, como esa emoción de ver rugir al Clemente con nuestra Selección.

Otras columnas de Esteban Pagán Rivera

jueves, 23 de agosto de 2018

Carlos Arroyo: inmune al paso del tiempo

En lo que fue su tercer partido en igual número de noches, Carlos Arroyo desafió el tiempo por sus Cariduros de Fajardo en el partido de eliminación ante los Capitanes de Arecibo la noche del martes.

jueves, 16 de agosto de 2018

Atlético y Medias Rojas cruzaron al "lado oscuro"

Son equipos y aficiones divididas por más de 3,000 millas de océano y profesan amores por deportes distintos. Pero el Atlético de Madrid y los Medias Rojas de Boston comparten historias similares; de verse inferiores ante el eterno rival y cantarse los más “humildes”, hasta finalmente convertirse en eso que tanto criticaron.

💬Ver 0 comentarios