(horizontal-x3)
La comisionada Jenniffer González y el gobernador Ricardo Rosselló cabildearon a favor de asignaciones para salud. (GFR Media/Archivo)

Washington - Las conversaciones en el Senado federal han avanzado a favor de una inyección significativa de fondos de Medicaid para Puerto Rico como parte de la resolución de asignaciones suplementarias para atender desastres que quiere aprobarse este mes, confirmaron ayer varias fuentes.

“Espero un aumento sobre los $1,000 millones aprobados en la Cámara de Representantes”, indicó la comisionada residente en Washington, Jenniffer González.

El martes, el gobernador Ricardo Rosselló -quien hoy estará en Florida- ya había expresado optimismo sobre las conversaciones que encabezan los demócratas del Senado para evitar un abismo fiscal de alrededor de $1,200 millones anuales en el sistema de salud de Puerto Rico, que puede ocurrir tan pronto como en marzo.

“Creo que se va a ver ese asunto en la resolución de asignaciones suplementarias”, indicó Rosselló, quien aquí se identifica con los demócratas y que se reunió esta semana con el portavoz de la minoría en el Senado, Charles Schumer. Una fuente del gobierno de Rosselló dijo: “Tenemos una ventana de dinero identificada”.

Cuando la jefatura republicana de la Cámara de Representantes buscaba votos para la tercera resolución con fondos para mitigar desastres, que se aprobó en diciembre y totalizó $81,000 millones, el número tres de la mayoría republicana, Steve Scalise, ofreció una asignación adicional de $4,600 millones por dos años en fondos de Medicaid, lo que prácticamente implicaría pleno acceso temporal a ese programa.

Sin un acuerdo con los demócratas, la mayoría republicana de la Cámara dejó fuera de su medida avanzar los fondos de Medicaid.

Tanto el gobernador como la comisionada reclaman que, al sumar las asignaciones de ley y debido a la catástrofe causada por el huracán María, el Senado garantice unos $6,000 millones de Medicaid durante los próximos dos años.

El gobernador ha pedido, además, que el límite máximo de fondos anual alcance los $1,600 millones durante cinco años. Tras agotarse los cerca de $1,200 millones anuales que proveía Obamacare, los fondos de Medicaid quedarían en $322 millones.

El senador Schumer, como portavoz de la minoría, ha incluido los fondos de Medicaid en las negociaciones con la mayoría republicana. Y el senador republicano Marco Rubio (Florida) se ha comprometido con ese asunto, según la comisionada González.

En medio de estas negociaciones, la congresista demócrata boricua Nydia Velázquez (Nueva York) advirtió que será inadecuada “cualquier solución que no alcance un arreglo permanente”.

Sin una asignación adecuada y permanente de Medicaid, que financia la mayor parte del plan Mi Salud del gobierno de Puerto Rico, “debemos esperar que se acelere” la migración hacia EE.UU., lo que significará mayores costos en servicios de salud para el gobierno federal, señaló Velázquez.

“Si los republicanos pueden jugar con la idea de gastar miles de millones de dólares como el muro fronterizo de Donald Trump, los miembros del Congreso responsables pueden encontrar la voluntad y el financiamiento para asegurar que 3.4 millones de ciudadanos estadounidenses en Puerto Rico tengan acceso a atención médica de calidad. Hemos esperado lo suficiente. Ahora es el momento de resolver este problema”, indicó la congresista Velázquez.

Como parte de un proyecto que reautorizaría el plan de salud infantil (CHIP), la Cámara baja aprobó en noviembre pasado $1,000 millones en fondos de Medicaid que financiarían Mi Salud en 2018. Pero la medida no ha avanzado en el Senado.

En una audiencia del Comité de Finanzas del Senado, el demócrata Bill Nelson (Florida) cuestionó esta semana al designado secretario de Salud, Alex Azar, sobre el abismo fiscal de Medicaid.

“Tenemos que trabajar juntos para encontrar una solución”, respondió Azar, quien fue vicepresidente y responsable de la planta de Puerto Rico de la farmacéutica Eli Lilly.


💬Ver 0 comentarios