(semisquare-x3)
El subsecretario de la Palma, José “Pichi” Torres Zamora –con el micrófono– explicó que es normal que un partido mantenga deudas luego de una elección. (Teresa Canino )

En medio de su proceso de reorganización, el Partido Nuevo Progresista (PNP) tiene que manejar una deuda de $4.6 millones.

Las finanzas del PNP contrastan con las de su presidente Ricardo Rosselló Nevares, revelan los informes presentados ante la Oficina del Contralor Electoral (OCE).

El gobernador se mantiene activo en los actos políticos, lo que le ha permitido recaudar $1,032,063, según documentos presentados en la OCE. El PNP, por su parte, tiene ingresos de $67,244.11.

La deuda de Rosselló Nevares es solo $50,678.60, frente a los millones que adeuda el partido.

El subsecretario del PNP, José “Pichi” Torres Zamora, dijo que “siempre ha sido así” cuando se le preguntó sobre ambas deudas.

“La norma siempre ha sido que el gobernador mantiene su comité de campaña frente al partido. El partido mantiene su operación en términos del diario, de los gastos mensuales”, apuntó.

“Es una deuda vieja que se trabaja”, agregó el subsecretario.

Anuncian aspiración

Ayer, tres miembros de la plana mayor de la colectividad anunciaron su aspiración a las vicepresidencias del PNP.

Se trata de los presidentes legislativos Thomas Rivera Schatz y Carlos “Johnny” Méndez, y la comisionada residente en Washington, Jenniffer González. El trío aspirará a ocupar las tres vicepresidencias del PNP.

Rivera Schatz y González buscan revalidar en el puesto, mientras que Méndez busca -por primera vez- una de las vicepresidencias de la Palma.

Dijeron que Rosselló Nevares no estuvo presente por compromisos previos.

No se augura que haya primarias para estos cargos en la directiva de la Palma, indicó Torres Zamora. González no asistió a la conferencia de prensa, pero estuvo representada por Oriol Campos. Este indicó que la comisionada asistía a las exequias del expresidente estadounidense George H.W. Bush en la capital federal.


💬Ver 0 comentarios