Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

El representante Antonio Soto (centro) descartó que el impuesto a la mercancía almacenada se cobre en la venta pues sería como un alza al IVU. (horizontal-x3)
El representante Antonio Soto (centro) descartó que el impuesto a la mercancía almacenada se cobre en la venta pues sería como un alza al IVU. (Xavier J. Araújo Berríos)

El director ejecutivo del Centro de Recaudación de Ingresos Municipales (CRIM), Reinaldo Paniagua, advirtió ayer que la eliminación del impuesto a las mercancías almacenadas propuesto por la Cámara de Representantes puede impactar adversamente las finanzas de los ayuntamientos.

Sostuvo, además, que este aspecto debe ser atendido mediante una nueva legislación, ya que el alivio que se le pretende otorgar a los comerciantes con dicha eliminación se puede lograr enmendando la Ley de Contribución Municipal para establecer que la mencionada contribución sea pagada al momento en que se venda la mercancía y no mientras esté almacenada.

“Aunque parece beneficiarse a las partes, lo que es incuestionable es que el beneficio para unos podría afectar las finanzas de los municipios”, expresó Paniagua durante una vista conjunta de las comisiones camerales de Hacienda y Gobierno.

En la medida se establece que la pérdida será compensada con un alza en el cobro de las patentes municipales, impuesto a toda persona dedicada a la prestación de servicios o venta de bienes con fines de lucro.

El Proyecto de la Cámara 1411, de la autoría de Jorge Navarro y el presidente de la Cámara de Representantes, Carlos “Johnny” Méndez, busca eliminar el arbitrio a los inventarios y así aumentar los niveles de almacenaje en la isla para evitar un escenario de precariedad.

Según la exposición de motivos, tras el impacto de los huracanes Irma y María quedó evidenciada la necesidad de mantener suministros adicionales en varias áreas críticas, como lo son alimentos y combustibles.

El presidente de la Comisión de Hacienda, Antonio Soto, reconoció como válidos los planteamientos de Paniagua y dijo que hay que evaluar todas las alternativas. 

“Ciertamente, el ingreso que reciben los municipios del CRIM de propiedad mueble es uno que necesitan para continuar brindando servicios, pero a la misma vez, no es menos cierto que es una carga demasiado injusta, desproporcional que va en contra del sector productor de la isla”, señaló Soto.

Para establecer una fórmula justa, sin embargo, tienen que tener ante sí el detalle de la cantidad que recibe cada municipio por concepto del CRIM a la propiedad mueble, información que no han recibido, por lo que no han podido determinar cuál es el modelo mas conveniente para sustituir ese ingreso.

Sobre la propuesta de que la mencionada contribución sea pagada al momento en que se venda la mercancía y no mientras esté almacenada, Soto dijo que el efecto “sería como aumentar el IVU”.

“Si es así, el que pagaría esa contribución, en vez de ser el comerciante, sería el individuo y conllevaría un costo de cada uno de los productos quese adquieren”, planteó el legislador.

Soto sostuvo que siempre ha creído en la eliminación del CRIM de la propiedad mueble.

Enfatizó que tal y como está establecido en la Ley de Municipios Autónomos busca establecer un mecanismo que sustituya los ingresos que podrían dejar de devengar los municipios, contrario a otras medidas donde simplemente no se toma la acción necesaria para recompensar la pérdida.

“Todos los días vemos cómo el Estado firma decretos con empresas, donde se les libera del pago de patentes, afectando los ingresos de los municipios sin sustituir esas pérdidas”, apuntó.


💬Ver 0 comentarios