Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

 (horizontal-x3)
Algunos integrantes de la Comisión. Desde la izq. el expelotero Iván Rodríguez, los ex gobernadores Carlos Romero Barceló y Pedro Rosselló y el exlegislador Charlie Rodríguez. (GFR Media/Archivo)

Washington - Los partidos políticos de oposición consideran inconsecuente el cabildeo que el Comité de Igualdad inició en el Congreso esta semana, siete meses después del plebiscito de 2017, en favor de la estadidad.

Para el presidente del Partido Popular Democrático (PPD), Héctor Ferrer, los miembros de esa comisión “no representan” el sentir del pueblo de Puerto Rico, que solo acudió en un 23% a votar en la pasada consulta.

Mientras, el presidente ejecutivo del Partido Independentista Puertorriqueño (PIP), Fernando Martín, afirmó que tomará un tiempo “pasar por este ejercicio de simulacro”, en lo que el gobierno de Ricardo Rosselló y el Partido Nuevo Progresista (PNP) calma a su línea dura que consideraría una traición no defender durante un tiempo el plebiscito de 2017.

“Da vergüenza ajena que mientras el país sufre de la ineficiencia e incapacidad del gobierno, todavía más del 60% de los puertorriqueños no tienen luz y las agencias de seguridad están caídas, con un alza criminal de muertes de más de un 50%, que hay problemas con los servicios básicos del país y miles de puertorriqueños sin regresar a sus empleos, o enfrentando despidos, el gobierno de Puerto Rico se dedique a jugar a la estadidad”, indicó Ferrer.

Junto a la baja participación electoral de la pasada consulta, Ferrer resaltó que la decisión del gobierno de Rosselló de dejar a mitad de camino los esfuerzos para vincular la pasada consulta con una ley federal de enero de 2014, le bloquea cualquier oportunidad al proceso. Bajo el lenguaje federal, que sigue vigente, el Congreso ofreció consultar con el secretario de Justicia de EE.UU. si las alternativas de status del pasado plebiscito eran constitucionales, legales y cumplían con la política pública del gobierno federal.

Después del Departamento de Justicia de EE.UU. ordenar la inclusión del status territorial (colonial) vigente, el gobierno del presidente Donald Trump le informó al gobernador que necesitarían aplazar la consulta de junio si querían una evaluación final sobre el proceso. Pero, el gobierno de Rosselló decidió no esperar.

La estadidad obtuvo el 97% de los votos en junio, en medio de un boicot de la oposición. “Cualquier apoyo se hace sal y agua frente al 23% de participación. El gobierno no quiere dar su brazo a torcer y reconocer que todo ese proceso fue un error”, dijo Martín.

Los miembros del Comité de Igualdad - considerados por el gobierno como su delegación congresional “en la sombra”-, fueron presentados, el miércoles, durante un mensaje en el hemiciclo de la Cámara baja de la comisionada Jenniffer González, y en una conferencia de prensa encabezada por el gobernador Rosselló.

El gobernador dijo que los cabilderos de la estadidad promoverán un referéndum estadidad sí o no vinculante para el Congreso.

Y la comisionada González ha indicado que presentará a finales de enero un nuevo proyecto de ley proestadidad.


💬Ver 0 comentarios