UNICEF conmemora el Día Internacional de la Niña (EFE). (horizontal-x3)
UNICEF conmemora el Día Internacional de la Niña (EFE).

Unicef llamó hoy a América Latina y el Caribe a tomar acciones para revertir la desigualdad y la violencia contra las menores en la región, donde más de un millón de ellas son víctimas de violencia sexual, en el marco de la conmemoración del Día Internacional de la Niña.

En una rueda de prensa en la capital dominicana, la directora regional de Unicef, María Cristina Perceval, también pidió un mayor compromiso para frenar el matrimonio infantil, que afecta al 25% de las menores en la región, una cifra que puede elevarse hasta el 45% entre las niñas más pobres.

Esto convierte a la región en la segunda con mayor tasa de embarazados en adolescentes en el mundo, precisó Perceval, junto a la directora regional de ONU-Mujeres, Luiza Carvalho, y el director regional del Fondo de Población para las Naciones Unidas (Unfpa), Esteban Caballero.

"Múltiples inequidades y profundas discriminaciones perpetúan en nuestra América Latina y el Caribe la desigualdad de las niñas por el solo hecho de ser niñas, negando su diversidad y silenciando sus proyectos de vida", señaló la directora regional de Unicef.

En declaraciones, Perceval reclamó el respeto a la dignidad y la igualdad de las niñas, "a las que muchas veces se adultiza y se las trata y considera como mujeres pequeñas, pero sin derechos".

Perceval insistió en la necesidad de que todos los países de la región eleven a los 18 años la edad mínima para casarse y destacó el avance logrado últimamente en ese sentido en países como El Salvador, Honduras, Guatemala y Trinidad y Tobago.

También se refirió al caso de la República Dominicana, que ocupa, junto a Nicaragua, el primer lugar en número de menores de edad casadas o unidas de América Latina y el Caribe y es el quinto país de toda América Latina en embarazos de adolescentes.

Los diputados dominicanos aprobaron en mayo pasado elevar a 18 años la edad mínima para casarse, pero el proyecto está pendiente de ser conocido por los senadores, lo que Perceval espera que se produzca.

Precisamente, Unicef lanzó en Santo Domingo una campaña de comunicación para contribuir a desarraigar en la República Dominicana el matrimonio infantil y las uniones tempranas, que afectan a un tercio de las niñas y adolescentes antes de cumplir los 18 años.

"El matrimonio temprano es una epidemia entre las niñas, que deben estar en las escuelas, jugando, construyendo sus espacios de ilusión y recreación, y no con vidas adultas como si fueran adultas", apuntó Perceval hoy en sus declaraciones.

De acuerdo con los datos difundidos hoy por Perceval, una de cada cuatro adolescentes que vive en áreas rurales y en situación de pobreza en América Latina no asiste a la escuela y trabaja en quehaceres domésticos y de cuidado no remunerados.

Mientras, el 25% de las niñas de entre 13 y 15 años reporta haber considerado seriamente suicidarse y cuatro de cada 10 han experimentado la violencia de pareja.

A su vez, de acuerdo con estos datos, una de cada 10 adolescentes de entre 15 y 19 años justifica la violencia de pareja y más de una cuarta parte de las niñas de 11 países de la región declaró que "jamás" o "rara vez" se sienten seguras de camino a la escuela.

Perceval llamó la atención sobre el hecho de que las menores que viven en zonas rurales no cuenten con suficiente acceso a la información ni suministros para su menstruación y el 25 % de todas ellas ni siquiera tiene acceso a educación.

"Una realidad que se ve agravada en situaciones de emergencia donde las niñas y adolescentes son más vulnerables", señaló.

Con motivo de celebrarse hoy el Día Internacional de la Niña, Unicef llamó a los gobiernos, a los sistemas de Justicia, la sociedad civil y la familia, entre otros sectores, a promover el empoderamiento de las niñas y adolescentes y contribuir positivamente a su desarrollo integral.

Este día, indicó Perceval, "es un momento que nos convoca a tomar conciencia de que las niñas no pueden ser tratadas como adultas sin derechos, sino como niñas con derechos y empoderadas, por ser fuerza de cambio".

Una joven paraguaya asumió como canciller en un acto simbólico

Mónica, una paraguaya de 16 años, asumió hoy de forma simbólica el cargo de ministra de Relaciones Exteriores, en un acto en el que estuvo acompañada del titular de la cartera, Eladio Loizaga, a iniciativa de Plan Internacional para reivindicar los derechos de las menores en el Día de la Niña.

Loizaga invitó a Mónica, de la ciudad de Paso Yobaí, en el céntrico departamento de Guairá, a tomar posesión del cargo y presidir el despacho de la Cancillería.

"Estamos agradecidas por la oportunidad de poder visitar este ministerio, porque desde aquí se coordinan las relaciones con otros países y organismos multilaterales y globales", fueron las palabras de Mónica.

A continuación, y en virtud de su cargo, la joven mandó llamar a su despacho al viceministro de Asuntos Económicos, Luis Fernando Ávalos, y a la viceministra de Asuntos Técnicos, Terumi Matsuo, quienes acudieron a la cita.

Ambos, junto a Loizaga, acompañaron a Mónica por las instalaciones y los despachos de la Cancillería para charlar sobre la iniciativa internacional, creada en 2011 y avalada por la ONU.

Mónica expresó a Loizaga en la sala de reuniones del despacho del canciller la importancia de este programa de "enfocar la atención del mundo entero a la discriminación y exclusión que sufren niñas en todo el mundo".

"Paraguay no es la excepción, aquí también existen el criadazgo, el matrimonio forzado y embarazos precoces entre otros", agregó la joven.

Mónica señaló que la idea es que "todas las niñas tengan la oportunidad de aprender, liderar, decidir y prosperar. Yo tuve la oportunidad de participar el año pasado en la primera toma de poder".

En cuanto a la cartera de Exteriores, opción prioritaria de Mónica cuando participó de la selección de Plan Internacional, la joven destacó la importancia del trabajo que realizan.

"Hay temas que preocupan ahora al mundo. Nos preocupa mucho que haya conflictos internacionales, millones de refugiados y hasta amenaza de guerra nuclear. Por otro lado también parece existir incertidumbre en torno a los Acuerdos de París sobre el cambio climático", afirmó Mónica.

Añadió que espera que "este día les inspire a tener siempre presente la situación de las niñas en el mundo, en el país, en las comunidades y en su ámbito familiar".

La iniciativa de Plan Internacional, denominada Niñas al Poder, llevó también a otras menores paraguayas a ocupar puestos del Ejecutivo y Legislativo, como Daneli Belén, de 15 años, quien hoy asumió como ministra de Hacienda.

Plan Internacional desarrolla esta iniciativa en diferentes países, entre ellos Paraguay, trabajando con las jóvenes para que asuman las carteras ministeriales y cargos de relevancia.


💬Ver 0 comentarios