Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

 (horizontal-x3)
La representante María Milagros Charbonier concedió más tiempo para deponer a la procuradora de las Mujeres y a la titular de Justicia. (GFR Media)

La discusión del borrador del nuevo Código Civil comenzará el martes en la Cámara de Representantes y, hasta ayer, solo había certeza de que el Registro Demográfico sería citado a esa primera sesión, indicó la representante María Milagros Charbonier, presidenta de la Comisión cameral de lo Jurídico.

Originalmente, la procuradora de las Mujeres, Lersy Boria, también prestaría testimonio el martes, pero Charbonier señaló que tanto la funcionaria confirmada el mes pasado como la secretaria de Justicia, Wanda Vázquez, quien estaba citada para el miércoles, han pedido tiempo adicional para prepararse.

“Quiero que vengan preparadas. Les he dado más días para que resuelvan unos asuntos porque se trata de ponencias bien amplias”, dijo Charbonier a El Nuevo Día.

El Departamento de la Familia también pidió ser excusado de la primera vista pública.

Para el jueves, la representante del Partido Nuevo Progresista (PNP) citó al Colegio de Abogados, Servicios Legales, la Unión Americana de Libertades Civiles, la Oficina del Procurador de Personas de Edad Avanzada y el Comité Amplio para la Búsqueda de Equidad.

La semana siguiente, depondrían las escuelas de derecho, la Administración para el Sustento de Menores y la Oficina de la Administración de los Tribunales.

El Código Civil, según el documento presentado, se dividiría en seis tomos: Familia, Persona, Reales, Obligaciones, Contratos y Sucesiones. El tema de Derecho Internacional Privado figura en un Título Preliminar. El tema se lleva discutiendo en la Asamblea Legislativa hace 21 años, a un costo que supera los $10 millones.

Charbonier también planifica convocar un panel de exjuezas de casos de familia y, además, interesa dar foro a las instituciones de base de fe.

El Código Civil se discutiría primero en la Cámara, y luego pasaría al Senado. Contrario a otros años, este cuatrienio no se conformó en el Senado una Comisión Revisora del Código Civil, y el presidente de ese cuerpo legislativo, Thomas Rivera Schatz, ha dicho que el tema no figura entre sus prioridades.

“Esto va a traer mucho debate, pero en el Senado le daremos el debido proceso. Hay unas cosas que hay que sacar del Código Civil porque no son típicas del estatus jurídico actual, y hay muchos ‘issues’”, manifestó el senador Carmelo Ríos a este diario. “Nuestro espíritu es aprobar en lo que no hay controversia, reconociendo que es un libro vivo, en que una parte afecta a otra”.

Ojo al lenguaje

En el borrador del Código Civil, el texto alude a cómo al nasciturus (persona antes de nacer) se le reconoce la condición de persona en todo aquello “que le sea favorable”. Define al nacido como el ser humano que tiene vida independientemente de la madre, “demostrada por el reconocimiento médico o la declaración de testigos de que luego del parto exhibió signos vitales”.

Charbonier ha enfatizado, entre otras cosas, que la intención al confeccionar el nuevo cuerpo normativo es respetar la jurisprudencia federal que reconoce el derecho al aborto.

Sin embargo, el representante popular Luis Vega Ramos, quien integra la Comisión de lo Jurídico, tiene sus preocupaciones. Por ejemplo, apuntó al artículo 120, que establece que cuando un tribunal declare incapaz a una mujer embarazada, ordenará las medidas cautelares para velar por la salud del niño no nacido y de la madre.

“¿Por qué se encuentra este lenguaje tan específico cuando ese tipo de asunto se atiende con la Ley de Salud Mental?”, cuestionó.

El representante dijo, además, que hay unos asuntos que pueden ser considerados anacrónicos en el Código Civil vigente, que data de 1930, pero que el tema de los no nacidos y la definición de lo que es una “persona” no caen en esa categoría.

En el código propuesto, se eleva la edad mínima para casarse de 14 a 18 años, y limita los matrimonios hasta el tercer grado de consanguinidad.

El documento mantiene las causales de divorcio por trato cruel y adulterio, además de consentimiento mutuo y ruptura irreparable, pero elimina otras como la embriaguez habitual y el uso de otros narcóticos, y la condena de reclusión de algunos de los cónyuges.


💬Ver 0 comentarios