(horizontal-x3)
Los residentes del barrio Rosario en San Germán han recurrido a recoger agua potable de una bomba propiedad de la Autoridad de Acueductos y Alcantarillados. (Xavier J. Araújo Berríos)

SAN GERMÁN - La Ciudad de las Lomas no tiene agua suficiente.

Esa es la primera crítica que hizo el alcalde Isidro Negrón Irizarry cuando se le pidió hacer un recuento de la recuperación de su municipio tras el paso del huracán María.

“El 85 por ciento del pueblo no tiene agua… (La Agencia Federal para el Manejo de Emergencias) FEMA no está preparada para lo que ha pasado, para la magnitud de esto… y cuando uno va al (Centro de Operaciones de Emergencias) COE no es mucho lo que se puede lograr con FEMA. Es como ir a Disney y no ver a Mickey Mouse”, afirmó en entrevista reciente.

Según explicó Negrón Irizarry, el municipio se suplía de agua gracias a una planta de Lajas que tuvo problemas con el generador y se dañó.

“Eso quiere decir que algunos sectores altos no van a tener ni la posibilidad de tener agua en mucho tiempo”, lamentó el mandatario.

Negrón Irizarry dijo que le han prometido ayuda como un camión cisterna que, hasta la semana pasada, no había llegado. Las cajas de agua embotellada que consigue apenas dan para repartir tres unidades por persona.

La muestra de eso se vio en la comunidad Rosario, el barrio más alto, donde  los vecinos llegan como en procesión, a toda hora, hasta una instalación de la Autoridad de Acueductos y Alcantarillados (AAA) donde hay tres plumas en las que pueden recoger agua potable.

Josué Avilés dijo que va con su familia y llena cuatro pailas y “como 40 galones” para poder bajar los inodoros, para que todos se bañen y para tratar de lavar ropa. Miguel Rodríguez hace la visita todos los días y llena tres pailas, cinco galones y múltiples botellitas de agua. Otros llevan hasta su propia manguera para llenar envases más grandes o avanzar en la gestión.

“Todos los días hay 10 carros más o menos a la vez; esto siempre está lleno”, dijo Rodríguez.

En cuanto al servicio de energía eléctrica, el Alcalde de San Germán indicó que han tratado de reparar lo más que han podido de manera que cuando se energicen más zonas de Mayaguez, que le suple a su pueblo, ellos puedan tener arriba gran parte del sistema. 

Los estimados preliminares de pérdidas apuntan a que 2,000 personas tuvieron algún tipo de daño parcial o completo en sus casas, pero no fue posible desgranar el detalle. Los sectores más afectados fueron La Tuna, Cotui y La Tea, así como regiones de Rosario.

En el área de La Tea estaba Wilbert Vázquez Rivera, un albañil de 52 años, limpiando las hojas acumuladas frente a su casa con un entusiasmo que no parecía que había perdido gran parte de su techo.

Cuatro perros custodian lo que queda de la casa de madera, que una vez perteneció a su mamá y luego a un hermano. 

“!Esto fue más feo aquí! Hasta se metieron tornados… En mi casa se llevó el zinc, desde la cocina al balcón y dos cuartos en la parte de atrás. Solamente quedó un cuartito que tiene algunas planchas de zinc pero cuando llueve con viento todo eso se moja. Se me dañó la nevera, el televisor, la radio, una cisterna llena, todo. Es una tristeza”, enfatizó Vázquez Rivera.

Por el momento Vázquez Rivera se quedará en los bajos de la casa de su hermana, donde su sobrina comenzó a construir, aunque le falta mucho por terminar. La estructura no tiene ventanas, pero a Wilbert eso no le importa.

“Por lo menos no me mojo… después ¿dónde voy a vivir? No sé porque nadie va a coger a uno por cuatro pesos”, señaló Vázquez Rivera.


💬Ver 0 comentarios