Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

 (horizontal-x3)
Las 5,075 máquinas están almacenadas en el Centro de Operaciones Electorales. (GFR Media)

Desde junio del año pasado, cuando se celebró el último plebiscito en la isla, las máquinas de escrutinio electrónico -que compró el gobierno a un costo de $38.2 millones- no reciben ningún tipo de mantenimiento.

Las 5,075 máquinas están almacenadas en el Centro de Operaciones Electorales de la Comisión Estatal de Elecciones (CEE), “aunque no es el lugar adecuado para ello”, reconoció el presidente interino del ente electoral, Nicolás Gautier.

“Algunas de las máquinas deben estar averiadas porque llevan año y medio sin mantenimiento, y no están en el sitio perfecto que cumple con todos los requerimientos de mantenimiento (contra) humedad y esas cosas”, aceptó Gautier.

Aseguró que la CEE no pudo alquilar un espacio adecuado para almacenar las máquinas por falta de fondos.

La empresa a cargo del mantenimiento de las máquinas, Dominion Voting Systems, no ha ofrecido el servicio porque la CEE le debe $2.6 millones correspondientes al año fiscal 2017-2018, precisó Gautier. Atribuyó la deuda a que esa partida no fue incluida en el pasado presupuesto del organismo electoral.

“Se le exigió (a Dominion) que empezáramos el mantenimiento... pero no tengo los chavos”, confesó Gautier, al explicar que el cuidado preventivo de las máquinas está incluido en el acuerdo con la empresa.

Los esfuerzos por contactar ayer a un portavoz de Dominion no dieron resultados.

No obstante, Gautier adelantó que la semana que viene comenzarán con el mantenimiento preventivo de las máquinas. “Las últimas dos semanas, hemos estado determinando el estado de las baterías”, explicó.

Cada una de las máquinas cuenta con dos baterías: una interna y otra externa. “Ya pudimos determinar las que sí sirven y las que no sirven, que son 30 y pico hasta la fecha”, precisó.

Calla la OGP

Ayer, la Oficina de Gerencia y Presupuesto no aclaró cómo y de qué partida se obtendría el dinero para el pago que se le adeuda a Dominion.

Otros $2.6 millones, que la CEE debe pagar este año a la empresa, fueron incluidos por el gobernador Ricardo Rosselló Nevares en el presupuesto de este año fiscal, que podría ser modificado en negociación con la Junta de Supervisión Fiscal (JSF).

Gautier no había recibido ayer el nuevo presupuesto asignado por la JSF a la CEE, luego que la jueza federal Laura Taylor Swain decidió que las partidas del ente federal prevalecerán por encima de las aprobadas por el gobernador.

Bajo el presupuesto asignado por Rosselló Nevares, la CEE recibiría $29 millones. “Estamos a la expectativa de saber el nuevo presupuesto, y si nos afecta”, sostuvo.

En cuanto al pago de las máquinas, Gautier recordó que se saldan en 2020.

“(Pero) no estamos al día en los pagos. Se deben exactamente dos pagos: el año pasado,que no se le pagó nada porque no se separó ese dinero en el presupuesto, y este año asignaron presupuesto para pagarle $2.6 millones”, afirmó.

Las próximas elecciones generales serán en 2020, y las máquinas de escrutinio juegan un rol crucial. Aunque las primarias son antes, Gautier se mostró despreocupado debido a que ese evento supone el uso de un número reducido de ese equipo.

Para el 2020, ¿en qué status estarán esas máquinas?, preguntó El Nuevo Día.

“De verdad, no sé. Cuando terminemos este mantenimiento, puedo contestar esa pregunta”, se limitó a decir Gautier.


💬Ver 0 comentarios