Ayer, los secretarios de Recursos Naturales y Transportación  señalaron que los trabajos con los árboles son planificados y cuentan con la asesoría de especialistas en reforestación y siembra. (GFR Media) (semisquare-x3)
Ayer, los secretarios de Recursos Naturales y Transportación señalaron que los trabajos con los árboles son planificados y cuentan con la asesoría de especialistas en reforestación y siembra. (GFR Media)

El acuerdo interagencial de poda, corte y remoción de árboles a orillas de las carreteras sería extendido ayer y su lenguaje se modificaría para especificar, entre otras cosas, el plan de mitigación de daños, informó la secretaria del Departamento de Recursos Naturales y Ambientales (DRNA), Tania Vázquez.

El acuerdo, firmado hace seis meses por el DRNA y el Departamento de Transportación y Obras Públicas (DTOP), vencía ayer, pero proveía para su extensión.

Vázquez dijo, al filo de las 4:00 p.m., que ambas agencias intercambiaban el borrador del nuevo acuerdo, con miras a ratificarlo.

“Vamos a aclarar algunas de las secciones. El acuerdo se firmó hace seis meses para trabajar lo que era la emergencia (de los huracanes Irma y María) y se decidió hacerlo de forma general, estableciendo cumplimiento con la Ley 133 de Bosques. Queremos hacer más claro cuáles son las secciones de la Ley 133 que se deben cumplir y la mitigación”, indicó.

Al momento, compañías privadas contratadas por el DTOP han marcado, al menos, 10,410 árboles a lo largo y ancho de la isla, que podrían ser podados, cortados o removidos.

Según Vázquez, los detalles de la mitigación estaban contenidos en un primer acuerdo que el DRNA firmó, en mayo de 2017, con la Autoridad de Carreteras y Transportación (ACT), que también autoriza la poda, corte y remoción de árboles en las servidumbres de las carreteras. Ese primer acuerdo, cuya vigencia es de cinco años, establece que, por cada árbol impactado, se sembrarán dos en predios identificados por el DRNA.

Cuestionada sobre por qué el acuerdo no incluye información de la disposición de los árboles una vez podados, cortados o removidos, respondió que, desde el año pasado, tras el paso de los huracanes, se estableció cómo manejar el material vegetativo.

Recordó que las opciones son trituración, composta o “mulch”, uso como material de cubierta diaria en vertederos y segregación de maderas preciosas. “Esas condiciones se mantienen y les aplican a las compañías contratadas para estos trabajos”, dijo.

Añadió que la vigencia del nuevo acuerdo dependerá del tiempo que el DTOP estime que demorará “la limpieza de las carreteras”.

Ayer más temprano, Vázquez y el secretario del DTOP, Carlos Contreras, emitieron un comunicado de prensa conjunto en el que rechazaron que el plan de poda, corte y remoción de árboles constituya una “masacre ambiental”, como han denunciado ciudadanos, arbolistas y ecólogos.


💬Ver 0 comentarios