McHugh es socio de Roberto Cacho, quien adquirió los derechos de la franquicia Hard Rock Cafe, espacio que recién abrió en el área del Condado. Próximamente presentarán bandas de jóvenes que tocarán en vivo  durante las tardes (semisquare-x3)
McHugh es socio de Roberto Cacho, quien adquirió los derechos de la franquicia Hard Rock Cafe, espacio que recién abrió en el área del Condado. Próximamente presentarán bandas de jóvenes que tocarán en vivo durante las tardes. (David Villafañe)

En momentos en que el turismo aún no se recupera y la migración no ha cesado, el empresario Shimmy McHugh tiene las manos llenas de nuevos proyectos, todos en la industria del entretenimiento y en la ciudad capital.

El día 13 de esta semana reinaugura uno de esos proyectos: la discoteca Brava en el San Juan Hotel, la cual ha estado parcialmente cerrada después del huracán María. Brava se ha mantenido por más de dos décadas como uno de los principales atractivos de la escena nocturna sanjuanera. El año pasado fue remodelada, junto al hotel, pero el huracán obligó a poner la operación en pausa.

McHugh, quien lleva 25 años residiendo en Puerto Rico, es también uno de los socios del nuevo Hard Rock Café que recién abrió en Condado, y cuya apertura se atrasó dos años, tiempo durante el cual los inversionistas estuvieron pagando la renta del local. Y pese a los inconvenientes que le causó María -estuvo más de 90 días días sin energía eléctrica en su hogar y tuvo que cesantear a la mayoría de sus empleados porque los negocios tardarían en reabrir-, el empresario decidió invertir en un nuevo establecimiento.

Se trata de una fusión entre un “sport bar”y una discoteca, la cual abrirá en el complejo turístico-residencial Paseo Caribe, a la entrada de Condado, en el antiguo local de Blue Martini. El negocio llevará el nombre de su dueño, aunque en el proyecto invertirán empleados y ex-empleados de él, así como amigos que han llegado a Puerto Rico atraídos por la Ley 22, dijo el entrevistado.

Shimmy’s conllevará una inversión de $700,000, generará 85 empleos directos y acomodará a más de 350 comensales, incluyendo en el área de la terraza. La ambientación del local la hará Mark Lehmkuhl, el mismo que tuvo a su cargo la renovación de Brava y de otros tantos negocios de entretenimiento en la ciudad de Miami.

“Todo lo que hago es relacionado a las celebraciones. Brava es una celebración al baile y a las celebridades; Hard Rock Café es una celebración a la música, no solo al rock, sino a la música en general. Y en Shimmy’s vamos a celebrar los deportes, como el boxeo, baloncesto, béisbol, fútbol, voleibol; será también un sitio para que los equipos vayan a celebrar”, manifestó.

Explicó que Shimmy’s será un “sport bar” sofisticado, enfocado en la gente que trabaja, y a diferencia de negocios similares, este tendrá buena acústica, lo que permitirá que los clientes puedan conversar entre sí sin necesidad de gritar. La apertura está planificada para principios del mes próximo, de modo que pueda aprovechar la temporada alta del turismo, dijo McHugh.

Tanto en Shimmy’s como en Hard Rock Café los padres pueden llevar a sus niños durante el día y en horas tempranas de la noche. Pero después de las 10:00 p.m. solo se permite la entrada de adultos.

Negocios le preguntó a McHugh el por qué searriesgaba a invertir en otro negocio, cuando recién acaba de inaugurar uno y la situación económica del país aún es difícil. Este respondió que lo ve como una oportunidad de negocios, ya que después de María muchos lugares de entretenimiento cerraron en San Juan, y no abundan sitios seguros donde ir a disfrutar con amistades y familiares un partido de su deporte favorito.

Sin embargo, como buen empresario, reconoce que en todo negocio hay riesgos. “Yo creo en Puerto Rico, pero también tengo temor. El 50% de la gente que conozco se fue de la isla, aunque hay algunos que ya están regresando. El abrir un negocio no garantiza que vas a tener éxito; tienes que mantener control en los gastos y el atraer clientes después de María es un reto”.

No obstante, apuesta a que el concepto de Shimmy’s cautivará a la clientela -que será mayormente local-, y mencionó que con sus ideas, unidas a las del empresario Pedro Zorrilla, quien se encargará de mercadear a Paseo Caribe, las probabilidades de éxito se multiplican.

Mientras, para atraer más público a Hard Rock Café planifica invitar a bandas de jóvenes para que se presenten en tarima en las tardes cuando salgan de la escuela. Esa fue una idea que le dio la exreina de belleza Dayanara Torres, y a McHugh le gustó. Los padres, familiares, vecinos y compañeros de clases irían a ver a los jóvenes tocar, comentó.

Para el próximo año tiene en agenda invertir en otro negocio de entretenimiento, en este caso en el District Live! en el Centro de Convenciones en Miramar, así como en una película con el director Bruno Irizarry. Este fue el guionista y director del largometraje 200 cartas, protagonizada por Lin Manuel Miranda y Dayanara y la misma se filmará en Puerto Rico. “Claro que se va a filmar aquí. Yo no invierto en nada que no sea en Puerto Rico. Esta es una gran isla con un ambiente de gran vecindario, de gente buena con un sentido de familia muy fuerte, que no se ve en Estados Unidos”, dijo McHugh, quien pese a que aún no habla español, dijo sentirse boricua y que de aquí no se va.


💬Ver 0 comentarios