(horizontal-x3)
Ramón Leal, presidente de Asore, reiteró el reclamo del sector. (GFR Media/Archivo)

El Departamento de Hacienda estaría dispuesto a considerar una tasa reducida en el Impuesto sobre Ventas y Uso (IVU) que se cobra a los alimentos preparados, pero está cerrado a toda posibilidad de extender la moratoria que vence este próximo lunes u otorgar una exención total a dichos productos.

La información la ofreció ayer el pasado presidente de la Asociación de Restaurantes (ASORE), Ramón Leal, al resumir el resultado de la reunión que sostuvo el pasado jueves con el secretario de Hacienda, Raúl Maldonado.

“Ellos están receptivos a que cuando se haga la reforma contributiva se considere una tasa intermedia para la industria de restaurantes, pero no están receptivos ni están considerando una posible extensión o exención a no cobrar el IVU, como se hizo cuando se puso en efecto el plan de emergencia de María que ya cumplió tres meses. Este lunes entra en efecto el 11.5% otra vez”, dijo Leal a El Nuevo Día.

El empresario reiteró el reclamo del sector para que se haga permanente la exención y argumentó que todavía el país no está en condiciones de absorber nuevamente ese impuesto sobre los alimentos.

“Nosotros lo que estamos diciendo es que deben reconsiderar porque con un país que está casi a la mitad a oscuras, sin electricidad, sin cocina, sin lugar donde guardar los alimentos, pensamos que no es prudente que en este momento se vuelva a poner ese impuesto. Al final del día los restaurantes van a seguir vendiendo comida, pero es al público al que están castigando con ese impuesto”, señaló.

Leal apuntó que la restauración del impuesto de 11.5% a la comida de los restaurantes coincidirá que el aumento en la tarifa por el servicio de agua que entró ya en vigor, y con el fin de las moratorias por tres meses que otorgaron bancos y entidades financieras para el pago de hipotecas y otras deudas.

Indicó además que todavía está por verse cual es la nueva realidad económica de Puerto Rico tras el impacto de Irma y María que, entre otras cosas, generó una migración masiva de puertorriqueños a Estados Unidos y una persistente incertidumbre sobre el número de cierres de negocios y empresas

“La industria de restaurantes y el pueblo están bien agradecidos con el gobierno de que tuvieron la consideración de eliminar temporeramente el pago del IVU y el mayor beneficiario de esto fue el pueblo, el trabajador que está buscando la manera de no irse de Puerto Rico”, expresó el empresario.

Ahora bien, insistió, “en un panorama como el que estamos viendo ahora a 106 días luego de María, de un país casi a medias sin electricidad, empezar a cobrar el IVU nosotros entendemos en ASORE que es algo que no es razonable y que está a destiempo y que, más que afectar a los restaurantes, va a afectar el bolsillo del consumidor”.

Leal indicó que el Secretario de Hacienda no adelantó cual podría ser la propuesta que se incluirá en la reforma para una “tasa intermedia” del IVU sobre los alimentos preparados. Especuló que,siendo la actual de 11.5%, algo intermedio podría estar entre un 6% y un 7%, incluyendo el IVU municipal.

“Nos dijo que ellos van a presentar una propuesta para una tasa intermedia para los alimentos, pero no me puede dar un número exacto. El está consciente de que salir a comer afuera no es un lujo en Puerto Rico, que es una necesidad”, afirmó.


💬Ver 0 comentarios