Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

El experto recomendó cambiar la contraseña de fábrica que tienen los “routers” de internet provistas por compañías como Claro y Liberty. (Archivo / GFR Media) (semisquare-x3)
El experto recomendó cambiar la contraseña de fábrica que tienen los “routers” de internet provistas por compañías como Claro y Liberty. (Archivo / GFR Media)

Con las nuevas fiebres tecnológicas o en el entorno de internet, se multiplican las ciberamenazas, advirtió el experto en ciberseguridad José Quiñones, presidente fundador de la entidad Obsidis Consortia.

Y, en el año que recién comienza, además de los ataques usuales, hay dos frentes que anticipó llamarán más la atención de los cibercriminales: internet de las cosas (IoT) y criptomonedas tales como bitcoins.

“En 2017 dieron mucha candela los diversos botnets que se crearon para infectar routers y dispositivos caseros”, recordó.

Botnet se refiere a la red que cibercriminales arman usando múltiples dispositivos y servidores que consiguieron infectar y controlar mediante un programa malicioso. Aunque los dueños y usuarios legítimos no se den cuenta, sus equipos se están usando de forma remota para ejecutar ataques a otras redes o sitios web cuando cibercriminales consiguen infectar y controlar múltiples dispositivos y servidores para que refuercen ataques a sitios web u otras redes.

El objetivo de estos botnets puede variar pero Quiñones anticipó que este año se van a ver más ataques dirigidos a minar bitcoins, es decir, a apropiarse ilegalmente de divisas digitales como esta.

“Ya hemos visto varios ataques a criptomonedas en los que se perdieron millones de dólares. Pero como han aumentado tanto de valor, la gente común las está usando como modelo de inversión y vamos a ver más ataques”, pronosticó.

Recalcó que a pesar de que se está cada vez más implementando tecnología para que las transacciones no se puedan borrar, sino que siempre dejen huella digital, aún se trata de inversiones sin garantía alguna, ni siquiera de que se estén haciendo con personas o entidades legítimas.

En cuanto al IoT, subrayó que en el mercado de dispositivos conectados a internet, como las bocinas inteligentes y los sistemas de automatización del hogar, “estamos en un punto bien frágil de seguridad”.

El experto lamentó que este segmento esté demasiado concentrado en desarrollar nuevos productos y atraer clientes, en vez de a la vez ir incorporando mecanismos de seguridad, en especial porque se trata de objetos que abren vulnerabilidades en los hogares de los usuarios.

“Si va a usar un sistema de hogar inteligente, debe tratar de comprarla de compañías legítimas, reconocidas, que ya tiene una plataforma establecida para enviar actualizaciones a sus dispositivos”, brindó como ejemplo de lo las precauciones que un usuario regular puede tomar.

“En iOT la protección reside todavía en la red”, subrayó.

Otra medida que recomendó fue cambiarle la contraseña que traen de fábrica los routers que proveen compañías como Claro y Liberty, porque estos equipos rara vez reciben actualizaciones de seguridad.

“Esos passwords son generados por un algoritmo. Si alguien el mes que viene lo descifra o escribe un programa a base del algoritmo, ese password puede descifrarlo en segundos”, brindó como ejemplo. Para ir aún más a la segura, sugirió adquirir un segundo router y asignarle una clave de acceso propia, compleja y que no se comparta con nadie más allá de las personas de la casa.


💬Ver 0 comentarios