Francisco Lindor (izq.) y Javier Báez (der.) sumaron buenos números ofensivos con sus respectivos equipos en las Mayores. (semisquare-x3)
Francisco Lindor (izq.) y Javier Báez (der.) sumaron buenos números ofensivos con sus respectivos equipos en las Mayores. (Ramón “Tonito” Zayas)

Los peloteros puertorriqueños siguen siendo noticia en las Grandes Ligas y esta noche dos de sus principales exponentes fueron premiados con sendos Bates de Plata.

Javier Báez, quien hace unos días fue privado de obtener un Guante de Oro en la segunda base, cargó anoche con el premio plateado en el que se reconoce el valor ofensivo de cada jugador por posición. Mientras, Francisco Lindor, de los Indios de Cleveland, cargó con su segundo premio seguido.

Para el bayamonés Báez, fue el primero en su corta carrera. Báez, candidato al galardón de Jugador Más Valioso en la Liga Nacional, también terminó entre los finalistas en el campocorto.

Entre todas las segundas bases, Báez terminó con los mejores números en la mayoría de los departamentos ofensivos. Con la excepción del promedio (terminó tercero con .290) superó a la competencia en jonrones con 34, remolcadas con 111, en slugging (.534), OPS (.881) y en robadas con 21.

Por su parte, el cagüeño concluyó cuarto entre los torpederos en promedio con .277, pero fue el primero en jonrones con 38 y colideró las Grandes Ligas en anotadas con 129.

Fue superado en remolcadas por Bogaerts. El boricua concluyó con 92, mientras que el arubeño totalizó 103.

En su corta carrera, el ambidextro bateador tiene a su haber dos Bates de Plata y un Guante de Oro.

Yadier Molina se queda corto

El otro boricua que estuvo entre los finalistas para el galardón lo fue el receptor Yadier Molina, pero no lo obtuvo.

El reconocimiento fue para J.T. Realmuto, de los Marlins de Miami. Molina venía de ganar su noveno Guante de Oro.

Es la primera ocasión desde el 2007 que dos boricuas consiguen Bates de Plata en la misma temporada. En esa ocasión lo hizo Carlos Beltrán como jardinero en la Liga Nacional y Jorge Posada como receptor enla Americana.

Entre los jardineros de la Liga Americana no hubo muchas sorpresas. La megaestrella y favorito de los medios de comunicación Mike Trout obtuvo su sexto galardón y su primero desde el 2016.

Mookie Betts, de los campeones Medias Rojas de Boston, logró su segundo seguido. El jardinero derecho también se llevó recientemente un Guante de oro. Es sólido candidato al premio de Jugador Más Valioso de la Americana.

En la Liga Nacional, Christian Yelich, de los Cerveceros de Milwaukee capturó su segundo. El dinámico bateador zurdo es un fuerte candidato al galardón de Más Valioso en su liga.

Nick Markakis, de los Bravos de Atlanta, y David Peralta, de los Diamondbacks de Arizona, se agenciaron sus primeros bates plateados.

En otras posiciones, en la inicial los ganadores por la Americana lo fueron José Abreu (1B), José Altuve (2B), José Ramírez (3B) y Salvador Pérez (C). J.D. Martínez también ganó el premio como Bateador Designado.

En la Nacional, ganaron Paul Goldschmidt (1B), Trevor Story (SS), Nolan Arenado (3B). El lanzador galardonado fue Germán Márquez.

De todos los ganadores, Trout aumentó su cuota a seis, mientras que Goldschmidt y Arenado lograron el cuarto.


💬Ver 0 comentarios