(semisquare-x3)
El puertorriqueño y republicano Bob Cortés perdió su silla como representante del distrito 30 de Florida ante Joy Goff-Marcini. (GFR Media)

Orlando, Florida – El saliente legislador estatal por Florida, el puertorriqueño Bob Cortés, envió un consejo al nuevo gobernador floridano, Ron DeSantis, y al recién electo senador federal Rick Scott: “No se olviden de las promesas que hicieron a los puertorriqueños porque cuatro años se van muy rápido y los boricuas no olvidan”.

Cortés, republicano, fungió durante cinco años como comisionado y alcalde de la ciudad de Longwood. Luego, sirvió como representante estatal por el estado de Florida durante un cuatrienio. Durante las pasadas elecciones de medio término, perdió la silla legislativa por 4,000 votos ante la demócrata Joy Goff-Marcini.

Su trabajo público, tras el paso del huracán María en Puerto Rico, fue vital, ya que era quien asesoraba al entonces gobernador Scott sobre las acciones y medidas que debían implementarse para ayudar a las miles de familias boricuas que en esos días llegaban a este estado.

Algunas de sus ideas incluyeron el centro de asistencia que Scott abrió en el aeropuerto de Orlando, la admisión de niños boricuas en las escuelas de Florida sin que tuvieran sus documentos y la exención del requisito de licencia a profesionales técnicos.

“El voto de los puertorriqueños y los hispanos en general fue muy importante en el triunfo de DeSantis y Scott. Ahora que ganaron, no pueden olvidarse de ellos, pero lo que he visto hasta ahora es que no han considerado a ningún puertorriqueño para ningún cargo y hay muchos boricuas profesionales y dispuestos a servir”, señaló.

Al momento, el gobernador republicano electo DeSantis está en vías de designar puestos ejecutivos de su gabinete. “Ha nombrado demócratas como al que puso en Manejo de Emergencias y el de Hacienda. Pero ningún puertorriqueño aún”, enfatizó.

Cortés destacó la importancia de que la nueva administración mantenga y fortalezca los lazos que se han establecido con el gobierno de Puerto Rico y que han permitido intercambios de ideas y apoyo técnico, como el que se estableció entre los departamentos de Educación de Florida y la isla y la ayuda relacionada con el restablecimiento del sistema eléctrico tras el paso del huracán.

“Ese lazo es más importante ahora que se está hablando de masificar el uso de gas natural en Puerto Rico, y ese gas viene desde aquí, desde el muelle de Jacksonville. Pero también, Florida se ha beneficiado, pues el superávit que tiene este estado -de $843 millones- se logró, en parte, por el impacto que ha tenido la población puertorriqueña aquí y que estuvo comprando y enviando ayuda desde Florida a Puerto Rico”, sostuvo.

“Yo no esperaba perder, pero las cosas son así. En la política, no hay nada garantizado. ¿Qué pasó? En parte, perdí porque en mi distrito los hispanos no salieron a votar en la cantidad que debieron haber salido y pues, se perdió la voz hispana que velaba por los intereses de los boricuas y los latinos”, explicó Cortés en entrevista exclusiva con El Nuevo Día.

Como se esperaba, las elecciones de medio término en Florida arrojaron resultados muy cerrados, al punto que, en algunas posiciones, fue necesario hacer recuentos. En el caso de la contienda por la gobernación, DeSantis le ganó a Andrew Gillum por 30,000 votos, mientras que Scott venció al demócrata Bill Nelson por apenas 10,000 votos. Esas cifras son pequeñas si se considera que en Florida viven 21 millones de habitantes y más de ocho millones votaron en esos comicios.

“Perdí, y con eso se perdió también una voz hispana en la política”, manifestó.

Ahora, Cortés está en un proceso de reflexión en el que evalúa la posibilidad de considerar alguna oferta en el nuevo gobierno floridano o con el propio exgobernador y ahora senador Scott.

“Pero aún no hay nada claro. Hay que esperar a la semana que viene, luego de la juramentación de los nuevos funcionarios”, dijo Cortés, para quien los pasados años en el servicio público representaron una de las experiencias más gratificantes de su vida.

“Lo hice porque me gusta servir, no por el dinero pues uno gana más dinero en el mundo privado”, afirmó.

Cortés adelantó que no descarta, en próximas elecciones, volver a aspirar al mismo puesto como representante del Distrito 30, que cubre los condados de Altamonte Springs, Casselberry, Maitland, Winter Park y el sur de Seminol.

“Si lo tengo que hacer otra vez, lo haría una y mil veces. Fue inolvidable. Es lo más grande que he hecho, más grande que ir a una universidad, haber participado en decisiones que afectaron positivamente a millones de personas como viabilizar el mercado laboral para que el desempleo hoy sea de apenas un 3%”, puntualizó.


💬Ver 0 comentarios