(semisquare-x3)
Miguel Díaz-Canel también estuvo en Corea del Norte. (AP)

La Habana.- Miguel Díaz-Canel, presidente de Cuba, arribó hoy a Hanoi, capital de Vietnam, para cumplir una visita oficial y amistosa de tres días, durante los cuales se entrevistará con los principales dirigentes de esa nación asiática.

La visita surge luego de hacer lo propio en China, donde se reunió con la cúpula del gobierno chino. Previamente el mandatario visitó Rusia y Corea del Norte.

El viernes, el presidente cubano se reunirá con su homólogo vietnamita y secretario general del Partido Comunista, Nguyen Phu Trong; el primer ministro, Nguyen Xuan Phuc; y la titular de la Asamblea Nacional, Nguyen Thi Kim Ngan.

La visita de Díaz-Canel se da en el contexto de la estrecha amistad que desde hace casi 60 años cultivaron entre los líderes históricos, Fidel Castro y Ho Chi Minh.

Una de las primeras actividades que cumplirá el mandatario cubano será depositar una ofrenda floral ante el mausoleo que guarda los restos del artífice de la independencia y la reunificación nacional, un gesto similar tendrá ante el Monumento a los Héroes y Mártires de la Guerra.

Su intensa agenda en Hanoi incluye repasar con sus anfitriones la marcha de los vínculos comerciales, económicos y de cooperación entre ambos países, entre ello la firma de un nuevo acuerdo comercial que durante los próximos años regirá las operaciones de los países en ese terreno.

En el último lustro los intercambios comerciales bilaterales promediaron sobre los 240 millones de dólares por año, pero la aspiración es duplicar esa suma en el corto plazo y reafirmar a la nación indochina como el segundo más importante socio de la isla en Asia, después de China.

Díaz-Canel tiene previsto viajar el sábado a Ciudad Ho Chi Minh (unos mil 760 kilómetros al sur de Hanoi), la urbe más populosa de Vietnam y su principal centro económico, industrial y financiero.

En Vietnam estará hasta el sábado y luego partirá hacia Laos.

En China, el colofón de la agenda fueron las conversaciones oficiales con el presidente Xi Jinpingben el Gran Palacio del Pueblo, donde lo recibió y agasajó con altos honores.

Díaz-Canel manifestó satisfacción por estar nuevamente en el gigante asiático y poder ratificar su admiración y respeto por su pueblo.

También mostró gratitud por las atenciones ofrecidas desde su arribo y el diálogo transparente y honesto sostenido con las principales autoridades de la nación asiática.

En tanto, el gobernante chino resaltó la relevancia que concede a la tradicional fraternidad La Habana-Pekín, abogó por anudar los nexos en múltiples terrenos y apreció el rol de Cuba en promover las relaciones de su país con el resto de Latinoamérica y el Caribe.

Xi recordó que la Isla fue el primer estado de dicha región en establecer vínculos con China, la calificó de un buen amigo, y ratificó la determinación a apoyarla en la defensa de su soberanía y en los esfuerzos de desarrollo.


💬Ver 0 comentarios