Una calle del centro de La Habana (semisquare-x3)
Una calle del centro de La Habana. (EFE)

La Habana, Cuba - Las autoridades cubanas presentaron hoy una cartera de inversión extranjera de 525 proyectos, los cuales representan la principal apuesta del país para su desarrollo económico, un proceso que no ha alcanzado los objetivos proyectados en el 2014, cuando se aprobó la ley que flexibilizó la entrada de capital foráneo a Cuba.

El ministro de Comercio Exterior y la Inversión Extranjera de Cuba (Mincex), Rodrigo Malmierca, presentó hoy, como es tradicional durante la Feria Internacional de La Habana (Fihav 2018), la Cartera de Oportunidades para el año 2019, documento que presenta 69 proyectos más que la presente y que alcanza la friolera de $11,609 millones cuando se combina el potencial de inversión.

La cartera busca activar la producción para exportaciones en todas las provincias del país, lograr la sustitución de importaciones para reducir el impacto en las divisas y atraer inversión que permita cumplir con un objetivo fundamental de la economía: aumentar la producción para reducir la importación y aumentar la exportación.

Por tal razón, 108 de los proyectos están relacionados a la industria agroalimentaria, pues Cuba importa al año $2,000 en alimentos para la población, una cifra que el gobierno cubano quiere limitar mediante el incremento en la población y la posibilidad de exportación, sobre todo, mediante la autorización de inversiones en la

Zona Especial de Desarrollo de Mariel (ZED).

“En un sector con alto potencial para sustituir importaciones y para exportar, aunque sea a menor escala”, sostuvo el ministro.

El turismo sigue como vanguardia del desarrollo económico cubano, con 187 proyectos en agenda. Malmierca aseguró que han sido aprobados 95 contratos, hay presencia de 21 gerencias extranjeras y se han habilitado más de 46,500 habitaciones en 126 instalaciones hoteleras.

Mientras, la apuesta de Cuba al sector petrolero también se marca en la Cartera, con 105 oportunidades de inversión. Cuba extrae el 50 por ciento del petróleo que genera, mientras la otra mitad la recibe subsidiada desde Venezuela o la compra en mercados como Rusia y Argelia, los cuales no está amarrados por el bloqueo o embargo económico de Estados Unidos.

Malmierca explicó que durante el 2017 se consolidaron proyectos por $2,000 millones, lo cual no se había logrado nunca, pero admitió que los objetivos fijados por la dirigencia del país para el proceso de inversión extranjera están por debajo.

“Nuestros empresarios tienen que prepararse para tomar las decisiones y acelerar los procesos”, dijo.

Desde el 2014, cuando se aprobó la Ley de Inversión Extranjera, se han producidoen Cuba 21 reinversiones, 36 firmas de negocios en la ZED y 134 proyectos en el resto del país, todo por un monto de $5,500 millones. Las autoridades cubanas esperaban captar $2,000 millones anuales en inversión extranjera.

“Aunque está por debajo de los niveles que deseamos, la inversión extranjera en Cuba crece.  Se refuerza la determinación de apostar por estos flujos en nuestra estrategia de desarrollo. Estamos comprometidos a apoyar a los interesados en la concrección de nuevos negocios”, sentenció Malmierca.


💬Ver 0 comentarios