(horizontal-x3)
El objetivo de SpaceX es que las naves espaciales puedan volar sobre los cielos realizando sus traslados como cualquier avión comercial (AP).

Si bien uno de los principales objetivos de la empresa aeroespacial SpaceX es el de surcar el espacio para poder llegar a otros planetas de nuestro sistema solar, existen otros planes en la compañía que no buscan ir tan lejos, pero que tienen la intención de revolucionar el mundo de la aviación.

Y es que su propietario Elon Musk, tiene ideado y proyectado que el ser humano tenga la oportunidad de viajar a cualquier destino del mundo en cuestión de minutos a través de sus poderosas naves espaciales.

De acuerdo a Gwynne Shotwell, presidenta y jefa de operaciones de SpaceX, esto será posible en 10 años o menos, gracias al pleno convencimiento que tiene la compañía, que su gran invención y que está en construcción, el Big Falcon Rocket (BFR) tenga la capacidad de trasladarse de la ciudad de Los Ángeles a Shanghái en 30 o 40 minutos.

Shotwell sostuvo que la idea de viajar a cualquier destino en el mundo para acudir a una junta de negocios por la mañana, y regresar a tiempo a casa para preparar la cena es algo verdaderamente innovador y posible.

El denominado BFR es construido con el objetivo de conquistar el planeta Marte, así lo dio a conocer el año pasado Elon Musk, y aunque el lanzamiento de prueba del Falcon Heavy fue un éxito, la idea es utilizar esta nave para enviar solamente cargas al espacio y será reemplazado cuando esté listo el “Big Falcon”, que también será utilizado para viajes tripulados.

Hasta el momento se sabe que esta nave podría viajar entre puertos terrestres ubicados a unas 3 o 6 millas de las ciudades más importantes del mundo, y sería muchísimo más rápido que un avión tradicional.

Shotwell pudo confirmar que el Big Falcon Rocket tiene planeado llegar al planeta rojo en menos de 10 años, pero las pruebas para transportar pasajeros podrían dar inicio para el año 2022.


💬Ver 0 comentarios