En 1838 el científico René Primevere Lesson otorgó el nombre de Todus mexicanus al San Pedrito. (GFR Media) (semisquare-x3)
En 1838 el científico René Primevere Lesson otorgó el nombre de Todus mexicanus al San Pedrito. (GFR Media)

El gentilicio del nombre científico del San Pedrito, una de las aves endémicas más hermosas de la isla, hace referencia a México en vez de a su país de origen que es Puerto Rico.

José “Pepe” González, investigador y matemático, comparó la confusión del nombre del animal con la inscripción de un niño en el Registro Demográfico con el apellido incorrecto.

El San Pedrito pertenece a la familia de aves Todidae que son de las más antiguas en las Antillas.

SON DE AQUÍ: San Pedrito

¿Conoces al San Pedrito? ¡Ese sí es de aquí!

Posted by El Nuevo Día on Wednesday, December 5, 2018

González estima que esta ave tiene entre cinco a siete millones de años de antigüedad y las especies están presentes en Haití, República Dominicana, Jamaica y Cuba.

El investigador sostuvo que con el paso del tiempo estas especies lograron diferenciarse con las condiciones del tiempo y movimientos telúricos.

“Como vivimos en islas, ellas no se mueven de la isla principal donde viven. No existen poblaciones ni siquiera en Culebra ni en Vieques. Es un ave que tiene un ala muy pequeña que no está preparada para vuelos largos”, dijo.

En 1838 el científico René Primevere Lesson otorgó el nombre de Todus mexicanus al San Pedrito luego de una visita que su hermano, Adolfo Primevere Lesson, realizó por las Antillas y México.

Investigaciones posteriores revelaron que Primevere Lesson erró al nombrar al San Pedrito como Todus mexicanus y al Todus multicolor, de Cuba, como Todus portorricencis.

Es decir, el que identificó como de México era de Puerto Rico y el que era de Puerto Rico resultó ser de Cuba.

González afirma que el nombre de Todus portoricensis existió para la misma fecha en que se presentó el nombre equivocado de Todus mexicanus para el San Pedrito y que es evidente que fue Lesson quien cometió los errores de identificación.

“Estas especies cuando se encontraron originalmente las subestimaron y a todas las llamaron por un mismo nombre, porque se parecen mucho. El que las puede separar tiene que ser una persona dedicada a la morfología de esa especie”, explicó González, quien precisamente lanza esta semana un libro donde expone los resultados de la investigación que realizó junto a su esposa, Felisa Collazo Torres, sobre esta especie.

El investigador dijo que Lesson, el descriptor de la especie, no fue quien confundió las aves, sino que fue inducido al error por su hermano luego del viaje.

González detalló que la comunidad de investigadores ornitológicos de Puerto Rico espera presentar ante el Comité Internacional de Nomenclatura Zoológica una resolución para que el nombre científico del San Pedrito tenga un gentilicio boricua.

“Estamos proponiendo que en vez de Todus portorricensis, sea Todus borinquesis para que cumpla el deseo del autor que sea un gentilicio que fuera al país donde fue encontrado”, describió.

Según el investigador, ya no se podría usar portorricensis por el error que cometió Lesson ya se usó para describir al ave de origen cubano y que pertenece a la familia de aves Todidae.


💬Ver 0 comentarios