(semisquare-x3)
Esta masa de hielo había sido una de las más grandes que se habían observado hasta el momento, con unas 167 millas de largo y otras 25 de ancho (NASA).

Fue hace 18 años cuando un trozo de iceberg, denonimado B-15T, se separó de la barrera de hielo de Ross, en la Antártida.

Desde entonces, se desplazó en la corriente Circumpolar Antártica, que fluye de oeste a este alrededor del continente, adquiriendo una extraña forma de ataúd.

Sin embargo, está a punto de desaparecer, según anunció la NASA, tras cambiar su trayectoria hacia las aguas cálidas del norte, donde las masas de hielo flotante se derriten.

Este iceberg era uno de los más grandes que se habían observado hasta el momento, con unas 167 millas de largo y otras 25 de ancho, según informa la agencia espacial.

En el 2015, los nuevos registros ya evidenciaban la disminución drástica de su tamaño, y en marzo de este año, el iceberg se había fragmentado. Su trozo más grande medía sólo 32 millas de largo y 8 de ancho.

En una publicación de Twitter, la NASA anunció: “Adiós querido B-15T! Después de 18 años en el mar, el #iceberg en forma de ataúd ha entrado en una región donde los icebergs antárticos van a morir”.

Especialistas de la NASA indicaron que su curiosa semejanza con un ataúd, se formó por casualidad durante los aproximadamente 18 años y medio que pasó en la corriente con otros icebergs.


💬Ver 0 comentarios