Descubren en setas biónicas una posible fuente de energía alternativa (semisquare-x3)
Un hongo cubierto de bacterias produce electricidad a partir de la luz que recibe. (American Chemical Society)

Diversos investigadores en todo el mundo se han enfocado en buscar fuentes de energía alternativas, y parece que las cianobacterias podrían ser la respuesta.

Se trata de organismos que se encuentran ampliamente en los océanos y en la tierra, los cuales son investigados por su capacidad para convertir la luz solar en corriente eléctrica.

El único gran problema es que no sobreviven lo suficiente en superficies artificiales para poder entregar su potencial energético.

Sin embargo, investigadores del Instituto de Tecnología Stevens en Nueva Jersey (EE.UU.), logró desarrollar un hongo biónico capaz de producir electricidad y conducirla con grafeno, según un estudio publicado en la revista especializada American Chemical Society.

El equipo transformó un hongo blanco ordinario en una seta biónica, al alimentarlo con cianobacterias impresas en tres dimensiones capaces de generar electricidad.

En su descubrimiento, la seta proporciona refugio, humedad y nutrientes, mientras que las bacterias impresas en 3D suministran energía a través de la fotosíntesis, según revela EFE.

De este modo, las cianobacterias, capaces de producir electricidad, son cultivadas en el entorno ideal de un champiñón, que tiene los nutrientes, la humedad, el PH y la temperatura perfectos para que estos microorganismos sobrevivan.

Después de analizar esta posibilidad, los autores utilizaron una impresora 3D para imprimir unas pequeñas nanocintas de grafeno, creando una red capaz de recolectar electricidad.

Una posible solución para Puerto Rico

Esto podría solucionar el problema de electricidad en Puerto Rico, que se agravó tras el paso del huracán María en 2017, dejando a la isla prácticamente en la oscuridad.

Y aunque el esfuerzo de reconstrucción de la red eléctrica avanzó poco a poco, en algunas regiones se han registrado apagones masivos, por lo que una fuente de energía alternativa sería ideal.

Los autores de la investigación, liderados por el profesor Manu Mannoor, consideraron que han demostrado por primera vez que es posible que un sistema híbrido pueda incorporar una colaboración artificial o simbiosis diseñada.

Esta es solo una prueba de que la idea funciona. Los investigadores dicen que varias setas conectadas pueden encender una pequeña lámpara.

Una gran ventaja para el experimento fue el hecho de que los insectos en el hongo duraron varios días más en comparación con las cianobacterias colocadas en otras superficies. Los investigadores creen que la idea podría tener potencial como fuente de energía renovable.

"Al integrar cianobacterias capaces de producir electricidad con nanomateriales capaces de recolectarlos, hemos podido aumentar las propiedades y crear un sistema biónico funcional completamente nuevo", concluyó Mannoor.


💬Ver 0 comentarios